Fundamentos de la Autoridad Espiritual

El mal uso de la autoridad y la disciplina de Dios en las autoridades delegadas por Él.

Para que nuestro servicio sea aprobado por Dios debemos servir no con nuestras propias fuerzas sino en el terreno de la resurrección. Nosotros mismos no tenemos autoridad; solamente la representamos.

OBJETIVO

  • Justificar la necesidad de la santificación.
  • Describir el hecho de que la autoridad delegada en la iglesia está bajo la disciplina de Dios.

BASE BIBLÍCA

1º Samuel 24:1-6; 26:7-12

2º Samuel 1:5-15; 2:1.

Marcos 10:35-45.

 

  1. LA AUTORIDAD DELEGADA DEBE SANTIFICAR A DIOS.

Números 20: 2-3; 7:13; Deuteronomio 32:48-52

 

  1. Ser autoridad delegada implica gran responsabilidad.

 

  • Después de vagar 30 años por el desierto el pueblo de Israel volvió a olvidar las enseñanzas que habían aprendido a causa de su rebelión. Estaban en el desierto de Zin y no había agua, contendieron una vez más con Moisés y Aarón con palabras desagradables. Dios le ordeno a Moisés que tomara la vara símbolo de la autoridad de Dios y hablara a la peña para que diera agua. Moisés tomó la vara en sus manos, sin embargo estaba tan irritado que llamó rebeldes al pueblo y haciendo caso omiso al mandamiento de Dios, golpeó la peña dos veces con la vara. Dios respondió a sus siervos diciendo: “Esto significaba que Moisés había representado mal a Dios.
  • La autoridad proviene del ministerio de la resurrección.
  • Por este hecho Moisés no entró a la tierra prometida.

 

  1. LAS AUTORIDADES DELEGADAS POR DIOS, DEBEN ESTAR BAJO AUTORIDAD.

 

  • David se sometió a la autoridad. En el Antiguo Testamento David vino a ser la segunda persona a quien Dios hizo rey. El primer rey Saúl también había sido establecido por el. David era la autoridad recién instituida por Dios, el nuevo ungido del Señor; mientras que Saúl era la autoridad desechada. Observemos ahora como se sometió David a la autoridad, no haciendo ningún intento de establecer su propia autoridad.
  • Hay que esperar para conseguir la autoridad. David podía someterse a la autoridad. Jamás invalido la autoridad de Saúl; simplemente esperaba en Dios para conseguir la autoridad; no trató de ayudar a Dios para que lo hiciera, voluntariamente esperaba en Dios. Todo aquel que ha de ser autoridad delegada de Dios debe aprender a no tratar de conseguir la autoridad por sí mismo.

 

  1. Las autoridades deben ser elegidas por Dios y la iglesia.

 

Después de la muerte de Saúl, David consultó a Dios con respecto a que ciudad debería de ir. Humanamente hablando David y su ejército deberían dirigirse rápidamente a Jerusalén pues ahí estaba el palacio. Dios le respondió y le dijo que fuera a Hebrón, una ciudad pequeña e insignificante. Al ir David allá demostró que el no trataba de apoderarse de la autoridad. El esperaba que lo ungiera el pueblo de Dios. Esta acción simboliza a la iglesia haciendo sus elecciones. David no podía oponerse ni negarse a que el pueblo lo ungiera.

 

Después de reinar siete años en Hebrón todas las tribus de Israel ungieron a David por rey, reinando así por treinta y tres años en Jerusalén.

 

La autoridad no pude promoverse por si misma ni tampoco puede imponerse sobre otros, debe ser establecida por Dios.

  • Quien representa a la autoridad de Dios, debe tener autoridad, pero sin tener conciencia de autoridad. 2 Samuel 7:18.

Aprendamos a humillarnos ante la poderosa mano de Dios.

CONCLUSION

  • Ser autoridad es representar a Dios. Ya sea en la ira o en la misericordia, la autoridad siempre debe ser como Dios. Si en tal posición hacemos algo malo, debemos reconocerlo como acción nuestra. Jamas debemos involucrar a Dios en nuestra propia falta.

RETO A LA ACCIÓN

  • La autoridad no es asunto de títulos, rangos, y posiciones, la autoridad está determinada por el servicio. Sirvamos a Dios en integridad.

Responda las siguientes preguntas al correo que el instructor le indique:

  1. ¿Qué significa que la autoridad delegada debe santificar a Dios?
  2. ¿Qué sucede cuando las autoridades delegadas no representan bien a Dios?
  3. “La autoridad delegada siempre debe ser como Dios”. Explique este principio de Autoridad Espiritual.
  4. ¿Qué debemos hacer si como autoridades delegadas cometemos un error y no representamos bien a Dios?
  5. ¿Cómo trata Dios los errores de sus autoridades delegadas?
  6. “El margen de error se va reduciendo en la medida en que Dios nos da mas autoridad” ¿Qué opina de esta aseveración?
  7. ¿Por qué por un pequeño acto carnal Dios disciplinó duramente a Moisés?
  8. Explique el principio de autoridad espiritual implícito en Lucas 12.48
  9. “Cada vez que ejercemos la autoridad debemos pedir estar unidos a Dios”. Explique este principio de Autoridad Espiritual.
  10. ¿Qué significa que la autoridad se basa en el ministerio y el ministerio en la resurrección?
  11. “No debemos tratar de sobrepasar la autoridad de nuestro ministerio”. Explique este principio de Autoridad Espiritual.
  12. ¿Qué sucede si erramos y no le decimos a la gente que el error fue nuestro y no de Dios?
  13. ¿Qué significa que Dios se vindica de los errores de sus autoridades?
  14. ¿Cómo le dice Dios a la gente que no respalda un error de su autoridad delegada?