Fundamentos de la Fe 1

Fundamentos de la Fe 1

Cómo vencer la tentación

El vivir en Dios no significa que ahora no llegarán tentaciones a su vida. No existe nadie en este mundo que esté libre de la tentación, pero sí existen aquellos que la vencen en todo momento. Para vencer la tentación necesita, conocer que es, cómo opera y vivir en Dios en todo momento.

OBJETIVO

  • Comprender cómo trabaja la tentación y comprometerse a huir de ella para permanecer firme en Dios.

“Sé qué es bueno, pero quiero hacer lo malo”

Visualice esta escena. Está usted realizando el examen final de la materia que más le cuesta. De este examen depende que se gradúe del colegio. Es usted cristiano desde primero de primaria cuando uno de sus mejores amigos le invitó a una casa de paz o escucho la palabra de Dios en la iglesia, se arrepintió de sus pecados y cambió su estilo de vida. A pesar que ya es cristiano desde hace algún tiempo, se le presenta el cuadro descrito. Ya hizo los cálculos de las preguntas en el examen y sabe que necesita contestar por lo menos una más para ganar y graduarse. A ciencia cierta sabe y reconoce que copiar en los exámenes es malo, es pecado. Sin embargo, sabiendo lo que es bueno, decide hacer lo malo. Le pide copia a su vecino quien gustosamente le da la respuesta. Entrega el examen y se gradúa, pero usted cedió ante la tentación. Usted pecó, usted se falló a sí mismo, usted le falló a Dios. Se gradúa pero la culpabilidad y el saber que injustamente se graduó le acompañarán por largos días.

La tentación, es el problema más antiguo de la raza humana. Adán y Eva lo experimentaron y cedieron. Desde entonces todo ser humano nace con una inclinación hacia el mal. No obstante, Dios ha prometido que todo hijo suyo, es una nueva criatura y que las cosas viejas pasaron y todas son hechas nuevas (2 Corintios 5:17). Dios no sólo nos cambió el corazón sino nos dio promesa de que ante toda tentación seremos victoriosos si permanecemos en él (1 Corintios 10:13). Para vencer la tentación es necesario conocer qué es, cómo opera y vivir en Dios.

  1. ¿Qué es la tentación?
  2. Es una invitación hacia el mal

A los ojos la tentación es atractiva, buena y oportuna. Sin embargo, su fin es muerte. Alguien dijo acerca de la tentación: “Usualmente es satisfacer un deseo legítimo, de la manera incorrecta y en el tiempo incorrecto”. La tentación la vemos como en el caso del joven que hablamos al inicio del estudio. El sabía lo que era bueno, sin embargo, hizo lo que era malo. Fue invitado hacia el mal y cedió.

Eva fue invitada por la tentación hacia el mal Génesis 3:6

Esto a pesar que sabía lo que era bueno Génesis 3:2-3, sin embargo, cedió a la invitación y también Adán Génesis 3:6. ¿Cuál fue el resultado? Tuvieron miedo, vergüenza y un castigo Génesis 3:10, 16-19 Ese es el resultado de ceder a la tentación.

  1. Nunca hasta que muramos dejaremos de ser tentados

La tentación a pesar de ser mala, es una fiel acompañante desde que nacemos y estará con nosotros hasta que muramos. Nadie en ningún momento de su vida se libro de la tentación. El rico o el pobre, el cristiano o el no cristiano, el líder como el miembro, todos serán tentados todos los días de su vida hasta que mueran. Par tanto, debemos saber cómo hacerle frente a la tentación para no caer ante ella sino permanecer firmes. La tentación es común al género humano (1 Corintios 10:13),

  1. Quien vence la tentación es dichoso, pues recibirá la corona de vida Santiago 1:12

Así coma la tentación es muerte (Romanos 6:23), también el vencer la tentación es vida eterna y paz. Quien cede a la tentación lo primero que perderá es la paz.

  1. Debemos ser responsables ante la tentación y no echarle la culpa a otros. Santiago 1:13

A veces llegamos al punto de decir, fue Dios el de la culpa, ¿Por qué permitió esa situación para que fallara?. Debemos aprender que nosotros somos responsables de nuestras acciones y de las consecuencias de las mismas. Debemos dejar de culpar a los demás y hasta a Dios de nuestros fracasos. Para vencer la tentación debemos conocer cómo opera.

  1. ¿Cómo opera la tentación?

La característica principal de la tentación es que nunca avisa. Aparece cuando menos lo imaginamos y con unos cuadros que realmente nos invitan a hacer el mal. Sin embargo, Santiago nos habla de cuatro pasos en los que el mal busca atraparnos con la tentación:

  1. Utiliza el deseo Santiago 1:14a

Notemos que eliminar el deseo no es la solución (ya que éstos no se pueden eliminar) sino controlar lo que hacemos con los deseos, que van en contra de la voluntad de Dios. En pocas palabras, tentación es en primer lugar un trabajo interno.

  1. Utiliza el engaño y la seducción Santiago 1:14b

“…Sus malos deseos lo arrastran y lo seducen”. La tentación parece ser una belleza, pero después de ceder ante ella, aparece el gran monstruo que se encontraba oculto. El monstruo de la culpabilidad de la muerte y de la destrucción. ¿Cómo trabaja la tentación? Usa nuestros deseos y busca engañarnos

  1. Utiliza la desobediencia Santiago 1:15a

“Luego, cuando el deseo ha concebido da a luz el pecado…”. Lo que empieza en su mente con un deseo, sale a la luz en la vida real cayendo nosotros en desobediencia para con Dios. El deseo nos lleva al engaño y el engaño a la desobediencia y muerte.

  1. Da muerte Santiago 1:15b

“…Una vez el pecado ha sido consumado, da a luz muerte”. Cuando cometemos un pecado, llega la muerte en vida. Estando vivos andamos como muertos, sin motivo de vivir, sin paz, llenos de culpabilidad sucios y en cuanta cosa más que ya hemos experimentado. Y todo empezó con el deseo

  1. ¿Cómo vencemos entonces la tentación?
  2. Viva en Dios y el propósito para el que lo creó Santiago 1:16-18

De pronto Santiago cambia el tema de lo negativo a lo positivo y habla de los regalos de Dios. Si Dios ya le dio una nueva vida, enfóquese en ella y ponga su fe en Jesús. A Pesar de que hay tentación hemos sido transformados en Dios, viva ese propósito en su vida

  1. Enfoque su mente Filipenses 4:8-9

Consideremos, pensemos, pongamos nuestra mente en lo puro, en lo respetable en lo que merece elogio, pues de nuestros Pensamientos provienen los deseos. Piense en Pollo Frito a eso de las 12.00 p.m. Y ¿qué va a desear? En lo que pone su mente, eso desea.

  1. Evite toda clase de mal 1 Tesalonicenses 5:22

Aléjese de todo tipo de mal. Si se acerca un poco, ya cayó.

  1. Aléjese de amigos, lugares o cosas que le inviten a pecar 1 Corintios 15:33.

O se aleja o cae. La clave no está tanto en resistir como en huir. El que huye no cae. Pero recuerde, una cosa es saber qué hacer y otra es comprometerse a hacer lo bueno.

  1. Ore Mateo 26:41

Recuerde que la oración sin alejarse del mal, es como tener un carro último modelo pero sin motor, no sirve de nada. Fe es acción.

  1. Lea y memorice su Palabra Salmo 119:11

Es aconsejable que memorice por lo menos un versículo por semana. La Palabra de Dios es como una lámpara que nos permite ver los barrancos espirituales para no caer en ellos.

  1. Comparta sus tentaciones con su líder

Debemos compartir nuestras tentaciones con nuestro líder (si no es del mismo sexo buscar a alguien cristiano del mismo sexo y que sea confidente) quien nos pedirá cuentas y orará por nosotros.

  1. Forme parte de una casa de paz

El congregarse en una casa de paz (grupos de personas que se reúnen semanalmente por las casas para edificarse y para evangelizar) es fundamental si deseamos permanecer firmes ante la tentación. Gálatas 6:2, nos enseña a sobrellevar las cargas los unos de los otros. La tentación es una gran carga que otros deben ayudarnos a llevar.

CONCLUSIÓN

  • No hay tentación que nos venza si proponemos en nuestro corazón meditar en las cosas que edifican, huir de toda clase de mal y realmente salir corriendo cuando se nos presente un cuadro aparentemente tentador pero cuyo fin sabemos será muerte cuidemos lo que pensamos, cuidémonos de nuestros deseos, cuidémonos del engaño, cuidémonos del pecado y tendremos vida (paz y alegría) no solo en la tierra sino vida eterna

CONCLUSION

  • No hay tentación que nos venza si proponemos en nuestro corazón meditar en las cosas que edifican, huir de toda clase de mal y realmente salir corriendo cuando se nos presente un cuadro aparentemente tentador pero cuyo fin sabemos será muerte cuidemos lo que pensamos, cuidémonos de nuestros deseos, cuidémonos del engaño, cuidémonos del pecado y tendremos vida (paz y alegría) no solo en la tierra sino vida eterna

Responda las siguientes preguntas al correo que el instructor le indique:

  1. ¿Qué es la tentación?
  2. ¿Cuándo dejará una persona de ser tentada?
  3. ¿Cómo opera la tentación?
  4. ¿Qué logra una persona que vence la tentación?
  5. ¿Cómo vencemos la tentación?