Fundamentos de la Fe 1

Fundamentos de la Fe 1

El arrepentimiento

El mensaje que Juan el Bautista predicó fue el arrepentimiento de pecados. Este mismo mensaje fue predicado por Jesús y sigue siendo predicado por sus discípulos pues es el requisito para obtener la salvación y el regalo de la vida eterna.

OBJETIVO

  • Comprender que el arrepentimiento de pecados debe ir más allá de lamentarnos por los mismos pecados, es confesarlos, apartarnos de ellos y vivir un estilo de vida como el que Dios manda.

“Cuántas veces nos lamentamos por algo y volvemos a hacer lo mismo”

Todos cometemos errores y cuando los cometemos decimos “nunca más vuelvo a hacer esto” pero el tiempo, volvemos a hacer lo mismo. Esto sucede porque no nos arrepentimos de corazón, simple y sencillamente nos lamentamos por nuestro error. Hoy estudiaremos lo que es el arrepentimiento de pecados que es más que lamentarse, es cambiar nuestro estilo de vida actual por el estilo de vida que Dios nos presenta en la Biblia.

  1. Lo que no es arrepentirse:
  • No es lamentarse por las malas acciones realizadas Mateo 27:1-5

El lamentarse no es arrepentirse. El lamentarse es culparse y sentir dolor por un pecado realizado sin tener un cambio de vida, el lamentarse sin arrepentirse destruye y derrota a la persona. Judas, el discípulo que traicionó a Jesús, se lamentó por su pecado, devolvió el dinero que le dieron por entregarlo y se suicidó. Sólo se lamentó pero no se arrepintió de corazón y el resultado fue muerte.

  • No es hacer buenas obras Efesios 2:8-9

Muchas personas viven en una culpabilidad terrible por pecados que han cometido (pornografía, adulterio, aborto, robo…) y lo que hacen es buscar involucrarse en diversas actividades de buenas obras para no recordar su pecado y compensar así su mal. El problema es que el pecado es como un tatuaje que siempre está con nosotros y que sólo Dios puede borrar por medio de su perdón y librarnos de la culpa.

  • No es adoptar ciertas tradiciones Mateo 7:21

El ayudar a los pobres, el ir a la iglesia, el tener una Biblia, el escuchar música cristiana o hasta el vestir de cierta forma no por fuerza son indicadores que hubo un arrepentimiento en nuestro corazón. Podemos vivir imitando a aquellos que ya se han arrepentido pero tener nuestro corazón lleno de pecado y de culpabilidad, pues no ha existido un arrepentimiento genuino.

  1. Lo que sí es arrepentirse:
  • Es darle un giro de 180 grados a nuestra vida 2 Corintios 7:10-11

Arrepentimiento significa: “cambiar nuestra mente y nuestro propósito”. Es abandonar nuestro propósito y buscar el propósito de Dios. Es un cambio de mente, que cambia nuestra dirección en la vida. Un giro de 180 grados, una vuelta en U, un cambio que todos ven pero que es interior.

Es lamentarnos por nuestro pecado, reconocer que sólo Dios puede perdonarnos, confesar nuestro pecado y apartamos del mismo (cambiar nuestro estilo de vida actual por el que Dios ordena en la Biblia). El arrepentimiento siempre es causado por la tristeza que el Espíritu Santo produce en nuestros corazones. Siempre hay lamento, pero no sólo eso, hay confesión de pecados y perdón de Dios para nosotros.

  • El arrepentimiento involucra adoptar un nuevo estilo de vida Mateo 7:21-23

El arrepentimiento no es sólo pedir perdón y listo. Es una decisión respecto a nuestro estilo de vida.

El arrepentimiento es comprender que mi camino no es mejor que el camino de Dios. Es comprender que mi camino me va a destruir y el camino de Dios me va a dar vida y paz. Todo arrepentimiento debe dar fruto. Ese fruto es un nuevo estilo de vida que nace gracias al perdón de Dios. El arrepentimiento se nota en las personas por el fruto que están dando en su familia, en su trabajo, en sus estudios…

 

  1. ¿De qué debemos arrepentimos?
  • ¿Qué era lo que predicaba Juan el Bautista? Marcos 1:4

– El arrepentimiento para perdón de pecados.

  • ¿Quiénes quería Jesús que se arrepintieran? Mateo 9:13

– Los pecadores.

  • ¿Qué predicaban los discípulos? Marcos 6:12 Lucas 24:47

– Que los hombres se arrepintieran.

Debemos entonces arrepentimos de nuestros pecados. Pecado es hacer todo aquello que está en contra de la voluntad de Dios. ¿Recuerda los diez mandamientos? Tan sólo evaluándonos a la luz de los diez mandamientos nos damos cuenta que TODOS somos pecadores (Romanos 3:23).

  1. ¿Qué pasa si no nos arrepentirnos? Romanos 6:23, 2:5-11

Seremos condenados a la muerte eterna. La Biblia dice que la paga o el salario por pecar es la muerte. Cuando morimos y no nos hemos arrepentido de nuestros pecados ni reconocido que sólo Dios salva por medio de la muerte de Jesús en la cruz, estamos condenados a ir al infierno (cosa que no es invento de hombre sino que es una realidad).

  1. ¿Qué pasa si nos arrepentimos? Juan 3:16-1 7

Recibiremos el regalo más grande que pudiéramos recibir, el perdón de pecados y la vida eterna.

La muerte no es un punto y aparte sino una coma en la vida del hombre, después de su muerte nace a Otra vida, ya sea vida eterna en el cielo o muerte eterna en el infierno.

CONCLUSIÓN

  • El arrepentimiento no es sólo lamentarse, no es hacer buenas obras, no es adoptar tradiciones, es encontrarse con Dios y tener un cambio en nuestro estilo de vida. Nos arrepentimos cuando lamentamos y lloramos nuestro pecado y lo confesamos a Dios comprometiéndonos a vivir una vida de justicia como enseña su Palabra en 1 Juan 2:6 “El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo”. Así como Jesús le dijo a aquella mujer adúltera a quien le perdonó sus pecados, así le dice hoy a usted: “vete y no peques más”. Dios le dará la fuerza para que su arrepentimiento dé fruto hasta el día que muera.”La misericordia y la restauración de Dios están a la mano del corazón arrepentido”
  • El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia”. Proverbios 28:13

RETO A LA ACCIÓN

  • Evalúe por un momento su vida. ¿Qué cosas aún tiene en su vida que no agradan a Dios? ¿Verdaderamente se ha arrepentido de sus pecados o sólo se ha lamentado por los mismos? Haga una oración a Dios y póngase a cuentas con él pídale que le ayude vivir conforme a su voluntad y nunca desmaye.

Responda las siguientes preguntas al correo que el instructor le indique:

¿Qué es el pecado?

¿Qué significa arrepentirnos de nuestros pecados?

¿Qué no es arrepentirse?

¿Qué pasa si nos arrepentimos?

¿Qué pasa si no nos arrepentimos?