Fundamentos de la Fe 1

Fundamentos de la Fe 1

El bautismo en agua

El bautismo en agua es la confesión pública que hemos muerto junto con Cristo a nuestra vida pasada y hemos resucitado junto con él a una nueva vida. Es, además, un testimonio público de que se está siendo aceptado en la comunidad de creyentes. Simbólicamente, se expresa al sumergirnos en agua (nuestra muerte con Cristo) y al salir del agua (nuestra resurrección con Cristo).

OBJETIVO

  • Comprender que el bautismo en agua es una confesión pública del cambio interno efectuado por Dios en nuestras vidas.

“Toda persona que se arrepiente de sus pecados debe ser bautizada”

En el tema anterior estudiamos el arrepentimiento de pecados. Vimos que arrepentirse no era sólo lamentarse, no era adoptar tradiciones, no era hacer buenas obras sino que era reconocer nuestros pecados (que somos incapaces de borrarlos y culpables ante Dios), confesarlos a Dios y adoptar un nuevo estilo de vida basado en lo que enseña la Biblia (esto implica apartarnos por siempre de nuestros pecados pasados).

En el Nuevo Testamento, encontramos que siempre que alguien se arrepentía de sus pecados y reconocía a Jesús como su único y legítimo Señor y Salvador personal de su vida era bautizado. En la primera prédica que tenemos registrada en el libro de Hechos 2:38 leemos: “Arrepiéntanse y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de pecados, les contestó Pedro, y recibirán el don del Espíritu Santo”. Hoy en día, también toda persona que reconoce a Jesús como su Señor y Salvador personal debe ser bautizada.

  1. ¿Qué es el bautismo en agua? Romanos 6:3-4 Colosenses 2:12

El bautismo en agua es la confesión pública que hemos muerto junto con Cristo a nuestra vida pasada y hemos resucitado junto con él a una nueva vida. Es una declaración pública de nuestra fe en Jesús y de nuestra unión con Jesús.

Simbólicamente, se expresa al sumergirnos en agua (nuestra muerte con Cristo) y al salir del agua (nuestra resurrección con Cristo). Es identificarnos con la muerte y resurrección de Jesús. El que se bautiza en agua, pública y simbólicamente deja su vida pasada sepultada en el agua y sale de ella proclamando su nueva vida en Cristo.

  1. Si alguien no se ha bautizado ¿ya es salvo o debe bautizarse para serlo? Efesios 2:8-9

Todos somos salvos por fe. El pasaje de Efesios 2:8-9 lo deja claro. En ningún momento menciona el bautismo y no hay siquiera una gota de agua en ese pasaje. Juan 3:36 dice: “El que cree en el Hijo tiene vida eterna…”. Sin fe en Dios cualquiera puede bautizarse y recibir una buena mojada como el único beneficio. Aunque el bautismo no salva, es un mandato establecido por Dios y es una muestra pública del cambio interno que ha habido en nosotros. Esta muestra pública nos compromete ante Dios y los demás en la decisión que hemos tomado de vivir para Dios.

  1. ¿Cuándo debe bautizarse a alguien?

Sólo aquellos que se han arrepentido de sus pecados y que son creyentes del evangelio deben bautizarse. Toda persona debe bautizarse después del arrepentimiento de pecados y de reconocer a Jesús como su único y legítimo Salvador personal. De lo contrario, el bautismo no tiene significado alguno. El agua no tiene poder alguno en sí misma, sino es la fe y la confesión pública de un cambio interno efectuado con anterioridad producto del arrepentimiento de pecados.

  1. ¿Se deben bautizar a los bebés?

En la pregunta anterior, hablamos que sólo los creyentes deben ser bautizados. Un bebé no puede aún comprender el mensaje de salvación (el arrepentimiento de pecados, el cambio de vida…) por lo que su bautismo no tendría sentido.

Algunos mencionan que Jesús bendijo a los niños en Mateo 19:13-15 y que por eso, debemos bautizarlos, pero en ningún momento se habla del bautismo de niños. Otros hablan que en Hechos 16:33 se menciona que una familia entera fue bautizada. El asunto es que no se mencionan edades y no existe un sólo pasaje en la Biblia que enseñe que se deban bautizar a los bebés. Antes se enseña que el arrepentimiento es primero. Esto se da en alguien que ya comprende su pecado y la necesidad de nuestro Salvador.

En nuestra congregación, lo que se hace con los bebes, es que se presentan, se consagran a Dios y se bendicen. La última semana de cada mes, se tiene un servicio de presentación de niños en el que se ora por todos los bebés y por sus padres para que Dios les ayude a criarlos en el temor de Dios.

  1. ¿A qué edad debe bautizarse un niño?

Un niño puede bautizarse cuando ya comprende el mensaje de salvación y sus padres le han enseñado la importancia del mismo a nivel espiritual. Antes que la edad, lo importante es la comprensión de la verdad bíblica del arrepentimiento de pecados y del significado del bautismo.

  1. ¿Si me bautizaron de bebé debo bautizarme de nuevo?

De bebé no comprendía el motivo del bautismo ni comprendía el significado del mismo. Ahora ya con uso de razón, después de su arrepentimiento de pecados y del cambio de vida que tuvo, debe bautizarse en agua.

  1. ¿Cómo debe ser el bautismo?

La palabra bautismo significa sumergir, por lo tanto el bautismo se realiza por inmersión (sumergir totalmente a una persona en agua) ¿Cómo? La Biblia no especifica. No importa cómo sino que se realice comprendiendo el significado

El bautismo por aspersión  (rociar agua sobre la cabeza de alguien) ha sido usado únicamente por conveniencia en casos en que la persona no pueda ser bautizada por inmersión (paralíticos, enfermos de muerte en el hospital y casos similares). De lo contrario el bautismo lo realizamos por inmersión.

CONCLUSIÓN

  • El bautismo en agua es la confesión pública que hemos muerto Junto con Cristo a nuestra vida pasada y hemos resucitado Junto con él a una nueva vida. Es además un testimonio público de que se está siendo aceptado en la comunidad de creyentes. Toda persona que se arrepiente de sus pecados debe bautizarse. Cumplamos con la Gran Comisión de ir y hacer discípulos, enseñándoles lo que Jesús enseñó y bautizándoles (Mateo 28:19-20)

RETO A LA ACCIÓN

  • Si aún no se ha bautizado en agua tome sus clases de preparación y bautícese. El día de su bautismo en agua, invite a sus amigos y familiares no cristianos a que le acompañen. Esto le servirá de testimonio ante ellos de su cambio y permitirá que ellos también escuchen palabra de Dios y lleguen a arrepentirse de sus pecados.

Responda las siguientes preguntas al correo que el instructor le indique:

  1. Si alguien no se ha bautizado ¿ya es salvo o debe bautizarse para serlo?
  2. ¿Cuándo puede bautizarse a alguien?
  3. ¿Si lo bautizaron de bebé debe bautizarse de nuevo?
  4. Simbólicamente ¿cómo se expresa el bautismo en agua?