Fundamentos de la Fe 1

Fundamentos de la Fe 1

Jesús el sacrificio perfecto

Dios estableció que sin derramamiento de sangre, no habría remisión de pecados. Cuando en el Antiguo Testamento alguien pecaba, debía presentar un sacrificio por sus pecados. Hoy día, cada vez que cometemos un pecado ya no debemos hacer sacrificios de animales pues Jesús es el sacrificio perfecto que quita el pecado del mundo. El funciona a la vez como sacerdote y como sacrificio perfecto ante Dios por nuestros pecados.

OBJETIVO

  • Comprender que el sacrificio de Jesús en la cruz, es la razón por la que hoy por fe recibimos perdón de pecados y no seguimos realizando sacrificios de animales como los que fueron realizados en el Antiguo Testamento.

Nota:

Antes de estudiar el contenido de este tema debe leer en el libro de Hebreos los capítulos del 7 al 10 para tener una base bíblica y comprender mejor el tema.

 

“El mensaje de salvación es una locura para los que se pierden”

El apóstol Pablo en 1 Corintios 1:18-31 y 2:1-5 dice que el mensaje de salvación es una locura para los que se pierden pero para los que se salvan (nosotros) es poder de Dios. ¿Sabe por qué?

Los griegos de la época estaban fascinados por la sabiduría humana (la filosofía) y ¿Qué sabiduría habría en un Salvador que muere en la cruz? Siempre los héroes ganan la batalla y ¿cómo Jesús que había muerto en la cruz podía darles salvación de sus pecados?

Los judíos por el contrario, esperaban a un Mesías que sería un libertador, pues ellos habían entendido que el reino sería terrenal y que por lo tanto, el Mesías los libertaría de la opresión del imperio romano bajo cuyo dominio vivían cuando Jesús apareció en escena. ¿Y qué recibieron? A un Mesías que hablaba pero no de un reino terrenal, sino de un reino espiritual y celestial, a quien vieron crucificado en la cruz. Entonces para los judíos el mensaje de salvación era un tropiezo y para los griegos una locura, pues nada de lo que humanamente esperaban de un salvador, lo encontraban en Jesús.

Hoy en día, seguimos ganando almas como lo llamo el apóstol Pablo: por medio de la locura de la predicación” (1 Corintios 1:21). Dios desea salvamos por medio de la fe en el sacrificio que Jesús hizo en la cruz, pero para comprender este acontecimiento, es necesario conocer el medio que Dios había establecido en el Antiguo Testamento para el perdón de pecados (los sacrificios de animales y el rol del sacerdote en los mismos) y cómo Cristo Jesús se convirtió entonces en el sacrificio perfecto por nuestros pecados. La salvación no es por obras sino por fe en el sacrificio de Jesús en la cruz.

  1. Dios estableció en el Antiguo Testamento la forma en que los pecados serían perdonados
  2. Alguien tenía que morir en lugar del pecador Hebreos 9:22 Levítico 17:11

Propiciación: Describe la misma acción de la expiación desde otro punto de vista. El sacrificio aplaca la ira de Dios sobre el pecador y por lo tanto, es perdonado.

Expiación: Se refiere a acción divina de cubrir o quitar el pecado por medio del sacrificio. Dios había dicho que sin el derramamiento de sangre (sin que alguien muriera), no habría perdón de  pecados. Cuando alguien pecaba era digno de muerte, pero en su lugar, podía morir un animal Cuando un animal era sacrificado se daba la expiación de los pecados. Todos los estatutos sobre el perdón de pecados por medio de la muerte de animales se encuentran en los primeros 7 capítulos del libro de Levítico.

  1. El animal debía ser perfecto Levítico 1:1-3, 10.

Ya fuese el animal de ganado ovino o vacuno debía ser perfecto, sin defecto alguno. Este animal debía morir y ser sacrificado en lugar del pecador como vemos en el siguiente punto

  1. El sacerdote debía sacrificar al animal y los pecados serían perdonados. Levítico 1:4-5

Luego el sacerdote degollaba al animal quien moría en lugar del pecador y derramaban la sangre alrededor del altar que estaba a la entrada del tabernáculo o la tienda de reunión.

  1. El sacerdote debía entrar una vez al año al lugar santísimo y presentar la sangre del animal para perdón de pecados del pueblo. Hebreos 9:6-7

Aunque los israelitas hubieran hecho los sacrificios por sus pecados, una vez al año el sumo sacerdote debía realizar el sacrificio expiatorio por el pecado de todo el pueblo.

  1. Entonces sus pecados serían perdonados

Dios perdonaba los pecados de sus hijos, siempre y cuando hubiera derramamiento de sangre y alguien muriera en lugar de la persona, pero este sistema tenía sus debilidades.

  1. Cristo Jesús fue el sacrificio perfecto
  2. Nunca pecó como los demás sacerdotes Hebreos 4:15

Todo sacerdote antes de ofrecer un sacrificio por los pecados de los demás, debía ofrecer un sacrificio por sus pecados pues como los demás israelitas eran pecadores. Pero dice la Biblia que Jesús fue tentado en todo pero sin pecado. Jesús nunca pecó y por lo tanto, nunca debía presentar un sacrificio por sus pecados, sino únicamente por los de los demás. Él era el sacerdote perfecto, porque los demás eran imperfectos.

  1. Era un sacrificio perfecto Juan 1:29

Cuando Juan el Bautista estaba predicando el arrepentimiento de pecados y vio a Jesús dijo He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”. En otras palabras, estaba diciendo que Jesús era el sacrificio perfecto, pues de todos los humanos era el único que nunca había pecado, él era perfecto.

  1. Entró no al lugar santísimo terrenal sino al celestial Hebreos 8:1-2 Hebreos 9:11-12, 24.

Jesús no entró como los demás sacerdotes al tabernáculo que había levantado Moisés en el desierto sino al verdadero y no a la sombra, entró al mismo cielo. Recuerde que los planos del tabernáculo que Dios le entregó a Moisés eran la sombra del verdadero que era el mismo cielo.

  1. Entró al lugar santísimo celestial no con sangre de un animal sino con su propia sangre Hebreos 9:12

Los sacerdotes entraban con la sangre al lugar santísimo para obtener perdón de pecados para todo el pueblo sin embargo Jesús no presento un sacrificio de animal sino el más prefecto de todos, él mismo fue el sacrificio pues presento su cuerpo como sacrificio en la Cruz del Calvario.

  1. El cargó con nuestros pecados Hebreos 9:28

Hoy cualquiera que se arrepiente de sus pecados y pone su fe en Jesús y en el sacrificio perfecto que hizo en la cruz, recibe el perdón de sus pecados, una nueva vida y la vida eterna como regalo. Juan 3:16

CONCLUSIÓN

  • Es por medio del sacrificio de Jesús en la cruz, que ahora por fe recibimos el perdón de nuestros pecados y ya no debemos sacrificar un animal cada vez que pecamos. Recibimos justicia, no por nuestra justicia sino por la suya. Jesús, es el sacrificio perfecto que quita el pecado del mundo. Para los que se pierden, este mensaje es locura pero para nosotros, es poder de Dios para salvación. Prediquemos este mensaje de salvación que limpia el corazón del pecado.

RETO A LA ACCIÓN

  • 1. Lea el libro de Levítico en donde aprenderá los sacrificios, las leyes y las fiestas que eran parte de la vida de Israel antes que Jesús muriera por nosotros en la cruz y el sacrificio perfecto erradicara por completo los sacrificios de animales.
  • 2. Comparta con sus amigos no cristianos lo que ha aprendido en esta lección, mostrándoles las citas bíblicas que explican el establecimiento de los sacrificios expiatorios de animales y cómo Jesús fue el sacrificio perfecto.

PREGUNTAS

¿Cuál es el medio que Dios había establecido en el Antiguo Testamento para el perdón de pecados?

Escriba la cita bíblica en donde se habla de la locura de la predicación de la cruz

Escriba 4 características por las cuales sabemos que Cristo Jesús fue el sacrificio perfecto:

¿Cuál es la razón por la que hoy por fe recibimos perdón de pecados y no seguimos realizando sacrificios de animales como los que fueron realizados en el antiguo testamento?.