Fundamentos de la Fe 1

Fundamentos de la Fe 1

La bendición de dar

El Señor nos enseña que mejor es dar que recibir. Debemos dar al prójimo cuando esté en nuestra posibilidad  hacerlo y a Dios nuestros diezmos, ofrendas y promesas de fe.

OBJETIVO

  • Aprender y adquirir compromiso de dar a Dios nuestros diezmos, ofrendas y promesas

“Hay más dicha en dar que recibir Hechos 20-35”

A todos nos gusta recibir regalos, sin embargo, el Señor nos dice que hay más dicha en dar que en recibir.

El compartir de las bendiciones económicas que el Señor nos ha dada, debe ser parte del estilo de vida del cristiano. Por eso, debemos aprender a compartir un poco de lo mucho que el Señor nos ha dado. Debemos dar:

  1. Al prójimo que está en necesidad Santiago 2:14-1 7

Debemos ayudar en la medida que podamos a aquellos que están en necesidad. Sin embargo, nuestra ayuda nunca debe alentar ni la pereza, ni la dejadez de conseguir un empleo ni la mala administración financiera de un hogar. Nuestra ayuda debe ser para aquellas personas que la necesitan genuinamente. Como dice el apóstol Pablo en 2 Tesalonicenses 3:6-13 debemos apartarnos de aquellos que vivan como vagos y que no deseen trabajar. El apartarnos implica que tampoco debemos ayudar a personas irresponsables pues fomentaríamos en ellos la pereza y la mala administración. Cuando ayude a alguien con necesidad, es mejor ayudarlo en especie llevándole no dinero sino alimento o cosas por el estilo.

  1. A Dios nuestro Señor

Dios no necesita dinero pues él es el dueño de todas las cosas, sin embargo, Dios ha establecido en su Palabra la manera en que la iglesia pueda sostenerse y cumplir su propósito de ser la luz del mundo. El obedecer estos mandamientos que Dios nos ha dejado sobre el darle económicamente a él, implica que recibiremos mayores bendiciones para nuestra vida. Hay tres formas en las que podemos adorar a Dios por medio de nuestras finanzas:

  1. Por medio del diezmo Malaquías 3:10

El diezmo es la dedicación del 10% de nuestros ingresos a Dios, para el sostenimiento de la obra, la predicación y la expansión del reino de los cielos en la tierra. Es darle económicamente un poco de lo mucho que él nos ha dado, en agradecimiento por su fidelidad y por las bendiciones presentes y las bendiciones mayores que nos dará.

  • ¿Por qué debo diezmar?

–                Porque quien no diezma le roba a Dios. Malaquías 3:6-9.

La Palabra nos enseña que quien no diezma ni ofrenda, le está robando a Dios y está bajo gran maldición. Dios ha establecido que demos el diezmo  (10%) de nuestros ingresos para su obra. Si somos obedientes este mandato no solo no estaremos bajo gran maldición sino que recibiremos la promesa de recibir una mayor prosperidad económica y bendiciones en todas las áreas de nuestra vida.

–                Porque es un mandato que brinda abundancia.

El diezmo es un mandato establecido por Dios que lleva en sí bendición económica. Por eso Malaquías  3:10 en su segunda parte dice: “Pruébenme en esto – dice el Señor Todopoderoso y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde . Esta es la única porción en la Biblia en donde Dios nos reta a probar su poder. Si damos nuestro diezmo a Dios él ha prometido abrir las compuertas de los cielos y derramar bendiciones (y no sólo económicas) sobre nuestras vidas. En vista de lo estudiado, debemos dar nuestros diezmos a Dios, pues el diezmo es un mandato que brinda abundancia.

  1. ¿Por qué es tan importante el diezmo?

–                Porque representa el tiempo que invertimos en otras cosas.

Porque representa todo el tiempo que en lugar de dedicárselo a él lo dedicamos al trabajo y a otras labores. El ser humano no fue creado para trabajar y vivir su vida independientemente de Dios, fue creado para que disfrutara de la tierra y especialmente de la comunión con Dios.

–                Porque demuestra obediencia, confianza y completa dependencia en Dios.

Quien diezma está reconociendo su completa confianza y dependencia en Dios para la provisión económica de su hogar. Además demuestra sujeción y obediencia a la autoridad de Dios nuestro Señor.

–                Porque es el medio que Dios estableció para sostener su iglesia.

Sin los diezmos de todos los miembros de la congregación, nada de todas las bendiciones materiales que hoy tenemos en nuestras instalaciones serían posibles.

  1. ¿Son los diezmos para los Pastores?

La Biblia dice en Malaquías 3:10a: “Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo”. Los diezmos son exclusivamente para el sostenimiento de la obra, la predicación y la expansión del reino de los cielos en la tierra. Nuestros Pastores y todos los que trabajan a tiempo completo en los diferentes departamentos de iglesia (pastores, Oficinas Administrativas, Librería y Mantenimiento) tienen un sueldo mensual establecido por puesto.

Traigan los fondos íntegros al templo también significa que no podemos utilizar nuestros diezmos para ayudar económicamente a otras personas o para realizar obras de caridad. Los diezmos son para los fondos del templo, y nuestra ayuda al prójimo o a otras instituciones debe estar por encima de nuestros diezmos.

  1. ¿Cómo sé que se manejan los diezmos con integridad?
  • Por medio de los ofrendas

Mensualmente damos a Dios el diezmo de nuestros ingresos. Sin embargo por encima de nuestros ingresos damos ofrendas en nuestras reuniones congregacionales. Desde tiempos bíblicos se ha acostumbrado llegar a la casa de Dios pero no con las manos vacías  sino siempre con algo para el sostenimiento de la obra  tal como fue el caso cuando Jesús vio que aquella viuda dio todo lo que tenia para los fondos del templo (Marcos 12:41.44)

  • Por medio de las promesas de fe

Las promesas de fe son un medio que utilizamos cuando nos embarcamos en un proyecto de gran magnitud. Puedes hacer una promesa de fe para eventos como aviva el fuego

Una promesa de fe es el compromiso que como miembros de la congregación hacemos de dar cierta cantidad de dinero por encima de nuestros diezmos, por un tiempo determinado, usualmente de seis meses para la realización de un proyecto de gran magnitud.

CONCLUSIÓN

  • El poder de Dios se manifiesta materialmente en la tierra a en una iglesia que ha aprendido a diezmar, pues tiene los recursos necesarios para funcionar y cumplir su objetivo de ser la luz del mundo y de hacer discípulos de Jesús. La iglesia que diezma no sólo sostiene la obra sino que recibe mayor prosperidad económica pues Dios lo ha prometido. Mientras diezmamos, prosperamos, y mientras volvemos a diezmar, seguimos prosperando y la obra de Dios también. Si aumentan los ingresos del pueblo, aumentan los ingresos del reino. Oremos porque Dios nos siga haciendo una iglesia próspera en todo sentido de la palabra.

RETO A LA ACCIÓN

  • 1. Empiece a diezmar y haga la costumbre que sea su primer cheque cada mes. Averigüe cuál es el monto de su diezmo. Pida el dato de cuánto gana antes de deducir impuestos, multiplique ese dato por 0.10 y obtendrá el diezmo que debe dar cada mes
  • 2.Diezme de sus ingresos regulares y extraordinarios
  • Nuestro diezmo debe ser de todos los ingresos que tengamos. Ya sean estos extraordinarios o regulares.
  • 3. Viva con el principio 10 – 10-80
  • Aunque lo estudiaremos el próximo bimestre vale la pena mencionar el principio 10 – 10 -80. Este consiste en que usted aparta:
  • Un 10% para Dios (diezmo)
  • Un 10% para usted (ahorro)
  • Un 80% para vivir y compartir (gastos fijos y variables)
  • 4. Enseñe o sus hijos la importancia de los diezmos, ofrendas y promesas de fe Debemos transmitirle el evangelio a nuestros hijos y también el principio del dar. Siempre envíe a sus hijos a la iglesia infantil pero no con las manos vacíos, deles dinero para que también ellos puedan ofrendar.
  • 5. Participe haciendo promesas de fe
  • Si aún no ha hecho una promesa de fe puede solicitar una ficha en el Centro de Información, llenarla y depositarla cuando se recoja la ofrenda en los servicios regulares.
  • Libros de la Biblia a memorizar esta semana:
  • 2. Job Salmos Proverbios  Eclesiastés  Cantares   Isaías   Jeremías

PREGUNTAS

¿A quienes debemos dar de nuestros recursos económicos?

Hay tres formas en las que podemos adorar a Dios por medio de nuestras finanzas, menciónelas:

¿Por qué debemos diezmar?

¿Por qué es tan importante el diezmo?

¿Qué es una promesa de fe?