Fundamentos de la Fe 1

Fundamentos de la Fe 1

La fe en Dios

La fe en Dios es un requisito fundamental para obtener salvación y la respuesta a sus oraciones, pues sin fe es imposible agradar a Dios.

OBJETIVO

  • Que comprenda la diferencia entre creer en Dios y tener fe en Dios y se comprometa a que su fe produzca obras que testifiquen de ese cambio de 180 grados que se ha dado en su vida.

“En nuestro país casi todos creen en Dios”

Si le pregunta a 10 colombianos si creen en Dios, probablemente los 10 le dirán que sí. Vivimos en un país en el que la mayoría de personas “dice” que cree en Dios. Sin embargo, creer en Dios y tener fe en Dios, son dos cosas muy distintas. Muchas personas creen en Dios pero no viven en Dios, eso no es tener fe. La fe en Dios nos lleva a arrepentimos de nuestros pecados, a bautizarnos en agua, a vestirnos de un nuevo hombre y a santificarnos al vencer cada tentación que se nos presenta. ¿Qué significa tener fe en Dios? Antes de responder esta pregunta veamos lo que no es la fe en Dios.

  1. Lo que no es la fe en Dios
  2. La fe no es religión.

Cuando alguien dice “tengo mi fe”, no está hablando de fe en Dios, está hablando de tradiciones, ideas religiosas o de doctrinas que pasan de generación en generación. Sin embargo, la fe no es pertenecer a una religión, es más que esto.

  1. La fe no es sólo creer que Dios existe Santiago 2:14 y 19

Si de creer se trata hasta los demonios creen y tiemblan dice la Biblia. Creer no basta. De qué sirve creer ¿si no hay fruto alguno? ¿Si no hay un cambio de vida? ¿Si creemos pero ignoramos sus mandamientos?

  1. ¿Qué es la fe en Dios?

El nuevo diccionario bíblico define la fe como “la actitud por medio de la cual el hombre deja de confiar en sus propios esfuerzos para obtener la salvación, ya se trate de obras piadosas, de bondad ética, o de cualquier otra naturaleza. Es la actitud de completa confianza en Cristo, y solamente en él, para todo lo que significa salvación”. Precisamente lo que nos enseña Efesios 2:8-9. Somos salvos por gracia por medio de la fe en Dios.

  1. ¿Por qué debemos tener fe en Dios?
  2. Porque sin fe no podemos agradarle Hebreos 11:6

“En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan”. Nadie que no cree en Dios puede agradarle y se constituye por lo tanto en su enemigo.

La Biblia en ningún momento busca probar la existencia de Dios, simple y sencillamente lo da por sentado (Génesis 1:1 En el principio…). El apóstol Pablo dice que el ser humano no tiene excusa alguna para no creer en Dios pues la misma creación da testimonio que hay un creador (Romanos 1:19-20).

Nunca en la historia del ser humano se ha visto que el desorden produzca orden, ni que lo imperfecto algo perfecto. La teoría de la evolución le atribuye a lo imperfecto lo perfecto y al desorden el orden. Dios el arquitecto divino, creó todo perfecto en su tiempo. Dios es real y reconocer que sin fe (sin la confianza en él como el único Salvador) es imposible agradarle

  1. Porque sin fe no hay salvación Juan 3:16-18

Cuando no creemos en Dios lo estamos tratando como un mentiroso. Dios no da salvación a nadie que no cree en él. El que no cree en él ya ha sido condenado.

  1. Porque la falta de fe es la causa de la desobediencia del hombre Romanos 1:21

Como la gente no cree que existe un Dios, una autoridad divina establecida sobre ellos, entonces viven sus vidas de acuerdo a su verdad (que es mentira). Por lo tanto, el no creer en Dios nos lleva a desobedecerle, a rebelarnos ante su voluntad.

  1. Porque sin fe un justo no puede vivir Romanos 1:17

El injusto sí puede vivir sin fe, pero el justo jamás. La fe es el requisito indispensable que Dios establece para ser reconocido como justo.

  1. Los beneficios de la fe
  2. La fe trae salvación Efesios 2:8-9

El arrepentimiento de pecados y la fe en Jesús como nuestro único Señor y Salvador personal de nuestras vidas nos da el regalo de la salvación. Quien no tiene fe en Dios ni se arrepiente de sus pecados no puede obtener la salvación de Dios.

  1. La fe trae respuesta a nuestras oraciones Mateo 21:22

Todo lo que pedimos en oración creyendo, Dios lo responderá. La oración del “justo” puede mucho (Santiago 5:16b). Si alguien tiene fe obtendrá respuesta de lo contrario sólo escuchará un silencio.

  1. La fe trae todos los beneficios de la salvación 1 Juan 3:1

Quien tiene fe en Dios obtiene el privilegio de ser llamado hijo de Dios, y como hijo tiene beneficios que sólo él recibirá. Todas las demás personas que no tienen fe en Dios no son hijos de Dios, criaturas de Dios.

 

  1. ¿Cómo desarrollar nuestra fe?
  2. Escuche la Palabra de Dios Romanos 10-17

Lo que escuchamos afecta lo que creemos. La fe viene por el oír  y el oír de la palabra de Dios. Por eso, debemos leer la palabra de Dios y conocerla, pues la duda llega cuando no conocemos lo que Dios nos ha revelado en su palabra

Si prestamos oído a doctrinas erróneas, a enseñanzas extrañas, leemos libros que van en contra de lo que Dios dice sin lugar a dudas nos exponemos a destruir nuestra fe. Escuche la única revelación que Dios nos ha dado la palabra de Dios y desarrollará su fe.

  1. Pase el mayor tiempo posible con personas de fe Proverbios 13:20

Si andamos con personas de fe, seremos personas de fe. Por eso, la importancia  de congregarse en una casa de paz. Es en las casas de paz en donde crecemos en Dios, especialmente después de que nos hemos convertido al evangelio. Nunca deje de asistir a su casa de paz y de juntarse con personas de fe.

  1. La fe sin obras es muerta Santiago 2:14-24

La fe no es sólo creer sino actuar en base a esa fe. En otras palabras, fe es acción. Muchos alrededor del mundo creen que Dios existe. Magnífico dice Santiago 2:19 “¿Tú crees que hay un solo Dios? también los demonios lo creen, y tiemblan.” Si de creer hablamos hasta los demonios creen. La fe del cristiano no descansa sólo en el creer, sino que ese creer le lleva a actuar y a dar frutos dignos de arrepentimiento. La fe sin obras es muerta, equivale a decir que el carro sin gasolina no sirve, que la televisión sin electricidad no funciona, que el cuerpo sin espíritu no tiene vida. Si no hay obras no hay fe. Las obras no salvan, pero sí son un testimonio de la salvación de alguien.

CONCLUSIÓN

  • Creer en Dios y tener fe en Dios son dos cosas muy distintas. Que su vida sea un reflejo del tener fe en Dios. Que su caminar se mantenga en ese giro de 180 grados que ha dado y siempre mantenga la fe en Dios hasta el fin, sin importar qué tentaciones o circunstancias se le presenten.

RETO A LA ACCIÓN

  • Probablemente ahora que ha puesto su fe en Dios y se ha arrepentido de sus pecados ha sido objeto de ataque y burla en su familia y por parte de sus amigos. No entre en discusiones innecesarias, muestre con su ejemplo que estar en Dios es salvación, vida y paz. Ore por ellos y crea que como dice su palabra: Cree en el señor Jesucristo y serás salvo tú y tu casa hechos 16:31

Responda las siguientes preguntas al correo que el instructor le indique:

  1. ¿Por qué debemos tener fe en Dios?
  2. Mencione tres beneficios de la fe:
  3. ¿Cómo podemos desarrollar nuestra fe?
  4. ¿Por qué decimos que la fe sin obras es muerta?