Fundamentos de la Fe 2

Fundamentos de la Fe 2

El servicio de gratitud

El ministerio se sostiene operativamente por medio del servicio de cada uno de sus miembros, quienes en agradecimiento por lo que Dios ha hecho en sus vidas, hacen un compromiso de servirle en las casa de paz y en cualquiera de los más de 15 ministerios (redes de trabajo) con que se cuenta

OBJETIVO

Adquirir el compromiso de servir a Dios en agradecimiento por todo lo que el ha hecho y hará por usted

“Vivimos para servir”

Hay dichos populares sobre el servicio como “El que sirve, sirve, el que no sirve, no sirve”, “El que no vive para servir no sirve para vivir” entre otros. Servir a Dios es importante pues surge de un corazón agradecido con nuestro Señor que nos lleva a trabajar para él de muchas formas siendo las principales: evangelizar, discipular, ayudar al prójimo y servir en la iglesia en un ministerio. Vivimos para servir y hasta que Dios nos llame a su presencia debemos estar sirviendo porque el que sirve, sirve, el que no sirve no sirve.

Labor o trabajo que se hace sirviendo a alguien. Trabajar, hacer alguna labor para alguien. Cuando hablamos de servicio en nuestra congregación estamos hablando de trabajar para Dios. Tiempos atrás se creía que sólo los pastores debían trabajar para Dios y que los laicos estaban sólo para escuchar palabra de Dios. Sin embargo, en el Ministerio creemos que todo miembro trabaja a tiempo completo en la obra de Dios. La diferencia es que su cheque no sale de la congregación sino de su empresa, de su negocio o del lugar en donde trabaja. Por lo tanto, todo miembro del ministerio es llamado a trabajar para Dios, es decir, a convertirse en un siervo de Dios.

En la actualidad cuando se presenta a una persona que se dedica al ministerio (aquella que vive, trabaja y recibe un sueldo por servir a Dios) se dice “…y con ustedes el siervo de Dios, fulano de tal”. El nombre “siervo” ha tomado aires de grandeza, sin embargo su concepto es totalmente distinto.

Un siervo, es un esclavo de un Señor. Persona sometida totalmente a la autoridad de otra, para ser guiado en el servicio a Dios. La palabra siervo conlleva la idea del servicio que presta un sirviente realizando los trabajos más difíciles o denigrantes al ojo humano. El cristiano entonces, es llamado a ser un siervo de Dios al someterse a la autoridad de su palabra y a servirle en su obra con el propósito cumplir la Gran Comisión de ir y hacer discípulos y todo lo relacionado con ella (Mateo 28.19-20).

3. La actitud del servicio Mateo 20:20-28

La biblia en el Antiguo Testamento profetizaba en distintas partes, la venida del Rey de reyes y Señor de Señores, alguien que reinaría sobre Israel y todas las demás naciones. Los discípulos y las personas que veían a Jesús como un revolucionario político que iba a establecer un reino y a librarlos del imperio romano quien dominaba todas las culturas de la época. Entonces un día la madre de dos discípulos de Jesús, Jacobo y Juan le pide a Dios que uno esté a la derecha y el otro a la izquierda en su reino. En otras palabras, que después de su autoridad ellos fueran los segundos. Ya la madre de Jacobo y Juan los veía como los vice1presidentes del reino. Cuando oyeron esto los demás discípulos se disgustaron. Probablemente porque no se les había ocurrido la estrategia de Jacobo y Juan. Entonces Jesús percibió que de alguna manera los discípulos estaban peleándose una posición y ver quién era el más grande. Entonces les dio la enseñanza más grande del servicio:

a. El que quiera hacerse grande entre ustedes, deberá ser su servidor, v. 26 Todo lo contrario a lo que el mundo nos enseña. Al grande en el mundo se le sin/e, el grande en el Señor es un servidor. No busca ver que saca, busca ver que da.

b. El que quiera ser el primero debe ser esclavo de los demás, v. 27 Lleva aún más allá el concepto del servicio y Jesús les dice y si quiere ser el primero, debe ser el esclavo de los demás. En otras palabras, en Dios el que quiere ser el primero debe ser el ejemplo de servicio sin importar posición económica, raza y demás.

c. El máximo ejemplo de servicio es Jesús, v. 28
Así como el Hijo del Hombre no vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos, v. 28 Ni el mismo Jesús vino a ser servido sino a servir. Ya que somos discípulos de Jesús debemos aprender del maestro la grandeza del servicio.

4. Razones correctas para servir.

a. Por agradecimiento a Dios. Hebreos 12:28 Lucas 17:11-19 No hay mayor forma de agradecerle a Dios por todo lo que ha hecho y hará en nuestras vidas que con el servicio. La persona que no sirve es una persona mal agradecida que ni siquiera regresa a dar las gracias como aquellos 10 leprosos que fueron sanados por Jesús. De todos, sólo uno de ellos y aún siendo extranjero regresó y dio gracias a Dios (Lucas 1 7:1 1 -19). Todos los demás teniendo a su familia aún más cerca no regresaron y dieron gracias. Sólo el que vivía más lejos lo hizo. ¿Desea ser usted como los 9 leprosos mal agradecidos o como el leproso agradecido que regresó a dar gracias?

b. Por agradar a Dios y no al hombre. Efesios 6:518 Colosenses 3:1 7 y 23.
El cristiano no sirve para que los demás hablen grandezas de uno, ni sirve sólo cuando lo que hace lo ven los demás. Sirve por agradar a Dios y sólo a él.

c. Porque es un mandato.

5. Lugares para servir.

En el Ministerio Internacional Rey de Reyes existen más de 15 ministerios (áreas de trabajo) en los que puede servir un fin de semana al mes. Existen los ministerios de apoyo interno (los que sirven en la congregación) y los de apoyo externo (aquellos que sirven fuera de la congregación yendo a correccionales, cárceles etc.

Todo miembro del ministerio debería: a. Servir en una casa de paz

Las casas de paz son la estrategia de crecimiento y evangelismo del ministerio y además permite que cada miembro se desarrolle en su liderazgo. Todo miembro debe ser parte de una casa de paz y servir en ella y su meta debe ser tener su propia casa de paz

b. Servir en un ministerio de la congregación
Todo miembro debiera además servir en todos los ministerios que semanalmente sostienen operativamente a la iglesia. Desde el parqueo, cuidado de niños, multimedia y sonido y todo lo que se necesita para que la iglesia funcione. Puede tener más información con cada uno de los líderes de cada ministerio.

CONCLUSION

Casa uno de nosotros somos siervos de nuestro Señor Jesús y por lo tanto debemos trabajar en su obra para agradarle a él. Seamos una iglesia que sirve, pues el que sirve, sirve, y el que no sirve, no sirve

RETO A LA ACCIÓN

Sirva a Dios en una casa de paz.

Sirva a Dios en un ministerio en la congregación.

Defina uno o varios ministerios en los que le gustaría servir, contacte al líder o pastor que lidera el ministerio e involucrece en el servicio a Dios

PREGUNTAS

  • ¿Cuál es la definición de servicio?
  • ¿Qué es un siervo?
  • ¿Cuál debe ser la actitud de un siervo?
  • Escriba las razones correctas para servir:

    Mencione dos lugares donde puede servir: