Fundamentos de la Fe 2

Fundamentos de la Fe 2

La armadura del cristiano

Cada cristiano es un soldado en el ejército de Dios y libra una batalla espiritual. Una batalla de todos los días entre elegir el bien o el mal. Dios le ha provisto de lo que se conoce como la armadura del cristiano para que pueda defenderse y vencer ante los ataques del enemigo, Satanás y sus demonios.

OBJETIVO

Comprender que la armadura del cristiano es la que nos sirve para hacer frente a las asechanzas del diablo

“El diablo y los demonios no son una fantasía”

El infierno y el diablo no son un cuento nada más, son una realidad. El cristiano vive constantemente en una lucha contra Satanás y sus secuaces. Esta lucha consiste en querer cambiarnos del bando de Dios nuestro Señor (que lo caracteriza la santidad), al bando del diablo (que lo caracteriza el engaño y la muerte). Es por esa lucha que existe, que cada cristiano, que es un soldado de Dios, debe tomar las armas que Dios le ha dado para pelear la batalla de la fe (que es espiritual y no física) y permanecer firme después que ésta haya terminado.

En Efesios 6:10117 encontramos una descripción de la armadura de Dios que ha provisto a todos sus soldados. Pablo, el autor del libro de Efesios, se encuentra encarcelado al momento de escribir esta carta y probablemente mientras escribe o dicta la misma, tiene a un soldado romano custodiándole frente a él, de quien toma las partes que conforman su armadura, para explicar la armadura del cristiano y dar una enseñanza espiritual. Veamos qué caracteriza a un guerrero cristiano.

1. Lo que caracteriza al guerrero cristiano v.10-11

a. Encuentra su fuerza en Dios v. 10
El guerrero cristiano encuentra su fuerza en Dios pues separado de él nada puede hacer Juan 15:5. Es como el hijo de 5 años que encuentra su fuerza no en la fuerza que él tiene sino en la fuerza de su padre. El dice: “si me lastimas le digo a mi papá y vas a ver lo que te va a pasar”. Debemos fortalecernos en el poder de Dios.

b. Es responsable de usar la armadura que Dios le ha provisto v. 11
La armadura está a disposición de todo cristiano pero es responsabilidad de cada uno el utilizarla y el vestirse con la misma.

2. La guerra del cristiano es espiritual v. 12

Lo guerra del cristiano no es una guerra física (sangre o carne), sino una guerra espiritual. Una guerra entre el bien y el mal. Tiene dos caminos, o escoge el camino angosto y difícil que lleva a la vida o el ancho y espacioso que lleva a la muerte.

Por lo tanto, necesita de armas espirituales que sólo Dios le puede dar para pelear esta batalla que día a día lucha entre el bien y el mal. Esta guerra es contra una jerarquía que posee el reino de Satanás, no obstante, aunque Pablo menciona que esta jerarquía está compuesta por principados, potestades, gobernadores de las tinieblas y huestes de maldad, no se puede distinguir con claridad entre enemigos que se mencionan.

Algo que es importante notar es que esta guerra ya fue peleada por Jesús en la cruz del calvario y que ya venció a Satanás. Sin embargo, hasta que Jesús regrese por segunda vez por su iglesia dice la biblia que el diablo será el príncipe de este mundo y buscará hacer caer a sus “Pero la batalla ya está ganada, el diablo sólo está dando patadas de ahogado”. Colosenses 2:13-15

3. La armadura del cristiano v. 13-20

Debido a la lucha en que nos encontramos, debemos tomar la armadura que Dios nos ha provisto para resistir en el día malo y poder estar firmes cuando ese ataque haya acabado (v.13). La armadura de Dios según la describe Pablo está compuesta por seis elementos.

a. El cinturón de la verdad v. 14 Los cinturones eran usados por las personas para recoger sus vestidos dentro de la faja o cinto como se hace todavía en el oriente, por eso dice “ceñidos vuestros lomos” pues era un cinto el que se utilizaba. Los guerreros los llevaban para sujetar la espada en su vaina. El cinturón de la verdad nos da confianza contra los ataques del error. Si permitimos que la verdad de Dios guíe todos los actos de nuestra vida, habremos logrado la victoria sobre muchas de las tentaciones y ataques de Satanás, quien es el padre de mentira (Juan 8:32, 44). Lo verdad de Dios es el elemento que sostiene toda la armadura.

b. La coraza de justicia v. 14 La coraza era utilizada especialmente por los jinetes de los carros de guerra y por los arqueros, quienes no podían protegerse con escudos. Era también conocida como “cota de malla” y estaba formada por escamas que se fijaban al cuero o la tela por medio de hilo que se insertaba en los agujeros hechos en ellas con ese propósito. Las uniones de las mangas constituían puntos débiles. Textos antiguos indican que una coraza estaba formada ya sea de 680 escamas o de 1035.
La coraza de justicia debe ser nuestro vestido y el cinturón de la verdad el que lo sostiene. Debemos vestirnos y apropiarnos de la justicia que Dios ha obrado en nuestras vidas por medio de su gracia y por la fe en él y usarla contra cualquier intento del enemigo de desanimarnos o acusarnos por nuestros pecados pasados. El vestirnos con la coraza de justicia es creer lo que dice 2 Corintios 5:17 “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”.

c. El calzado del evangelio de la paz v. 15
Las sandalias permitían a los soldados gran rapidez de movimiento Calzados con el evangelio de la paz, se refiere a la prontitud con que obedecemos al Señor, llevando en nuestras vidas y en nuestros labios el evangelio de la paz. En tiempos de guerra, cuando capturan al enemigo le quitaban sus zapatos pues sin ellos, una persona aunque puede caminar lo hace de forma

limitada pues corre el riesgo de lastimarse. Calzados con el evangelio de la paz es estar preparados en todo momento para presentar a Cristo crucificado, siendo soldados en acción. Cuando presentamos a Cristo a los no cristianos, nos obligamos a vivir al nivel de lo que estamos presentando. Esto nos compromete no sólo ante Dios sino ante nuestros familiares y amigos.

d. El escudo de la fe v. 16
El escudo consistía en un armazón de madera recubierto de cuero, que se aceitaba antes de usarse en la batalla. El metal proporcionaba mayor protección pero impedía el movimiento. Como solución intermedia había escudos de cuero reforzados con discos metálicos para aumentar su efectividad. El escudo de la fe, es el escudo que consiste en lo fe que apagará todo dardo del enemigo que quiera incendiar nuestra vida con el mal para destruirnos. Es la fe en Dios la que permite que nada se levante en contra de nuestras vidas. Sin importar la situación que nos toque enfrentar, nunca abandonemos el escudo de la fe. Nuestra confianza en Dios debe permanecer inamovible aún en medio de los tornados más poderosos que puedan llegar a nuestra vida.

e. El yelmo de la salvación v. 17
El yelmo era un casco de metal para proteger la cabeza. Era de fabricación costosa, y en alguna ocasión se restringió el uso de los mismos a los reyes y a otros conductores militares. El yelmo de salvación protege nuestra mente y protege nuestra vida del pecado y de las trampas del enemigo. El haber sido limpiados y perdonados por Dios nos debe llevar a amar a Dios y a cuidar nuestra salvación con temor y temblor. La mente es el terreno de batalla y debemos cuidarla con el yelmo de la salvación. Esa seguridad que nuestro futuro está en las manos de Dios.

f. La espada del Espíritu v, 17 La espada es el arma que se menciona más en la Biblia. Generalmente, la espada se llevaba en una vaina suspendida de un cinturón y los puños de las espadas generalmente llevaban adornos.
De todas las partes que conforman la armadura, ésta es lo única que es utilizada para la defensiva y lo ofensiva Todas las demás tienen que ver con la defensiva del cristiano, es decir con resistir y permanecer firme. La espada del Espíritu es la Palabra de Dios que es Poderosa para derrotar al enemigo (Hebreos 4:12). Cuando Jesús fue tentado tres veces cito la Biblia a diablo hasta que se alejó de él. La Palabra de Dios es como la orden del jefe, no importa que la secretaria la de, es del jefe y debe ser obedecida. Por eso, es importante tener una lectura diaria de escrituras, interpretarlas y aplicarlas a la actualidad.
El verso 18 aunque no es parte de la armadura, nos muestra que el espíritu que debe caracterizarla es un espíritu de oración “Orando en todo tiempo, con toda oración y suplica”. Con respecto a la tentación, Jesús dijo a sus discípulos en Mateo 26:41 “orad para que no entréis en tentación”. O la oración le mantendrá alejado del pecado, ó el pecado le mantendrá lejos de la oración.

CONCLUSIÓN

Si cada uno de nosotros acepta la responsabilidad de tomar toda la armadura de Dios, el cinturon de la verdad, la coraza de Juslcia, el calzado del evangelio de la paz, el escudo de la fe, el yelmo de la salvación y la espada del espiritu, resislra los ataques del diablo y permanecera firme.

RETO A LA ACCIÓN

Utlice la armadura del cristiano para ser un buen soldado de Dios, que la verdad, la justicia, el evangelio de la paz, la fe, la salvacion y la palabra de Dios sean sus armas para permanecer firme en todo momento frente a las asechanzas de satanas

Responda las siguientes preguntas al correo que el instructor le indique:

¿Qué caracteriza al guerrero cristiano?

¿Qué significa que la guerra del cristiano es espiritual?

La armadura de Dios según la describe Pablo está compuesta por seis elementos, menciónelos:

¿De qué nos protege el yelmo de la salvación?

De todas las partes que conforman la armadura de Dios, cuál es la única que se utiliza para la defensiva y la ofensiva: