Fundamentos de la Fe 2

Fundamentos de la Fe 2

¿Discípulos o creyentes?

Todo discípulo es un creyente, pero no todo creyente es un discípulo. El creyente cree en el mensaje de salvación, diezma, ofrenda, ora, ayuna y es de buen testimonio pero no se multiplica en otros. El Discípulo es por excelencia un creyente, pero se dedica a la labor de evangelizar y discipular, comisión que nos dejo el señor.

OBJETIVO

Comprender la diferencia entre ser un creyente y un discípulo y que se comprometa a ser duscípulo de Jesús

“Todo discípulo es un creyente, pero no todo creyente es un discípulo”

Esta afirmación puede sembrar cierta duda en las vidas de los cristianos. ¿Cómo es posible que un discípulo sea un creyente, pero que no todo creyente sea un discípulo? El día de hoy, estudiaremos lo que es un creyente y lo que es un discípulo. Veremos las diferencias y buscaremos convertirnos en verdaderos discípulos de Jesús que traen gloria y honra a su nombre.

1. La definición de discípulo

La palabra discípulo literalmente significa “un aprendiz”. Según el diccionario es uno que sigue las enseñanzas de otro. Pero los discípulos de Jesús no eran sólo aprendices sino que eran imitadores de su maestro. Por lo tanto, podemos decir que un discípulo es un imitador de su maestro. En nuestro caso, un discípulo de Jesús es alguien que imita a la perfección a su maestro, al cumplir la voluntad del padre (santidad, servicio, predicación).

Un discípulo es alguien que desea ser como su maestro. Nosotros los cristianos somos discípulos de Jesús, pues deseamos ser como él. Como dice el apóstol Juan en 1 de Juan, “el que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo”. Como discípulos de Jesús debemos andar como él anduvo. La primera marca del discípulo es que vive en la luz (la verdad, en santidad) así como Jesús vivió en la luz. El problema es que muchas veces no somos discípulos sino creyentes. Veamos qué es un creyente.

2. El creyente es un discípulo en el sentido que es un aprendiz y seguidor de Jesús.

En pocas palabras podemos decir que el creyente:

a. Cree en el mensaje de salvación (es salvo)

b. Diezma
c. Ofrenda

d. Ora
e. Ayuna
i. Es de buen testimonio
g. Asiste semanalmente a la iglesia

h. Sirve en un ministerio dentro de la congregación

El único problema que encontramos con el creyente es que aunque cumple con todas las características por medio de las que reconoceríamos a un discípulo, le falta una que debe cumplir sin dejar de cumplir todo lo que hemos mencionado. Lo diferencia es que es un creyente pero que no se multiplica en otro, no da fruto en cuanto al crecimiento de la iglesia.

3. Más que ser aprendiz, ser un discípulo es un un trabajo de

reproducción

Todo discípulo es creyente, pero no todo creyente es discípulo. El problema en la mayoría de congregaciones es que hay un gran deseo de conocer mucho de la palabra. Todos quieren ver a que seminario nuevo se inscriben, que curso nuevo toman y que libros leen, cosa que debería ser el espíritu del cristiano, presentarse a Dios como obrero aprobado que no tiene de que avergonzarse sino que presenta defensa del evangelio cuando es necesario.

El problema es que definimos el discípulo en términos de aprendizaje. Cuando el discípulo de Jesús no solo aprende sino que aprende a llevar mucho fruto. Ese fruto son sus amigos y familiares convertidos a Dios producto de su testimonio y predicación. Los discípulos de Jesús no tenían mayor preparación teológica, a pesar de ello en la primera predicación de Pedro registrada en el libro de hechos se convirtieron 3000 personas. ¿A qué se debía este avivamiento? A que estaban actuando en base a la ultima comisión de Jesús “Vayan y hagan discípulos”.

4. El discípulo es un creyente que cumple con la gran comisión

(Es un obrero que da fruto). Juan 15:8 “En esto es glorificada mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos”. Cuando alabamos a Dios, glorificamos su nombre, pero cuando hacemos discípulos llevamos mucho fruto y también damos gloria a su nombre, el discípulo es un creyente que ha hecho parte de su vida Mateo 28:19120 “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén”

El Señor no nos envió primordialmente a estudiar su Palabra, o a montar congresos, o a construir grandes templos, nos mandó a hacer discípulos, y todo lo demás debe ir de la mano con la Gran Comisión Esas otras cosas por supuesto que son bendición y testimonio para el mundo, pero el mayor testimonio es el evangelismo y el discipulado que es reproducción. Si fue llamado a hacer discípulos, ¿Qué ha estado haciendo?

5. El proceso de discipulado del Ministerio Internacional Rey de

Reyes

Tenemos un proceso definido para formar discípulos de Jesús que llevan mucho fruto al ganar almas para el reino de Dios. Todo nuevo convertido debe:

a. Recibir un discipulado básico

Cuando uno de sus amigos o familiares se convierte debe recibir un discipulado básico por parte de suya. Este es un cuidado pastoral y espiritual que debe darle al nuevo convertido. Incluye:
1. Traerlo ó invitarlo todas las semanas a la iglesia.
2. Llevarlo ó invitarlo a la casa de paz.
3. De ser posible comprarle una Biblia.
4. Enseñarle las lecciones del Discipulado
5. Enviarle a su retiro espiritual.

b. Asistir a un retiro espiritual
Durante el discipulado básico o al terminar el mismo, todo nuevo convertido asistirá a un encuentro. El retiro consiste en un tiempo en el que usted pueda sanar su relación con Dios, consigo mismo y con los demás. Estos encuentros transforman completamente la vida de todo nuevo convertido sanando su corazón para que también pueda llevar sanidad a otros.

c. Tomar la Academia “Liderazgo de alto nivel”
La Academia es nuestro semillero de líderes. Consiste en una reunión semanal en donde los creyentes reciben una preparación bíblica para convertirse en discípulos de Jesús que se multiplican en otros. Tiene una duración de 8 meses y los niveles de estudio están divididos en 6 bimestres:
1. Fundamentos de Fe I 1 doctrina básica.
2. Fundamentos de Fe II 1 doctrina básica.

3. Fundamentos de la Visión 1 la visión de Dios para el ministerio.

4. Fundamentos de Liderazgo 1 mi función como líder en la visión.

5. Fundamentos de la autoridad espiritual.

6 Fundamentos del diaconado y la paternidad.

d. Abrir su propia casa de paz.
Al graduarse de la Academia y si cumple con los requisitos necesarios, sus líderes de casa de paz lo envían con otra persona de su misma casa de paz a abrir otra casa de paz y se convertirá entonces en un discípulo de Jesús. Cuando un nuevo convertido empieza a ganar a otros para Cristo pasa de ser creyente a ser un discípulo de Jesús. No es enviado sin preparación sino que ya ha sido capacitado por casi un año para que desempeñe su labor como líder de casa de paz con excelencia.

e. Servir en la iglesia
Una vez graduado de la Academia, todo nuevo convertido tiene el privilegio de empezar a servir en uno de los más de 15 ministerios que hay en la congregación para que ponga sus talentos y dones al servicio de Dios. El evangelismo y el servicio son la marca de un discípulo de Dios.

CONCLUSION

• Podemos pasar todo nuestra vida siendo buenos creyentes, sin ganar a otros para Cristo y sin cumplir el llamado de Dios de ir a hacer discípulos y de servir en la iglesia. De cajón, debemos ser buenos creyentes. Pero también hacer discípulos y dar mucho fruto. Pregúntese ¿Qué sería de Ibague, Tolima y Colombia si todos los crislanos creyentes fueran discípulos?

RETO A LA ACCIÓN

  • Termine el proceso que ya ha comenzado. Ya va a la mitad del camino y Dios le ayudará a completarlo y a pasar de ser un creyente a un discípulo de Jesús.
  • Cada mes lleve a un amigo a la casa de paz y traiga a un amigo a la congregación. Empiece a ganar almas para Cristo.
  • Cuando uno de sus amigos se convierta, aunque usted no haya terminado el proceso de discipulado inícielo con él pues de lo que hemos recibido debemos dar.

Responda las siguientes preguntas al correo que el instructor le indique:

¿Qué es ser un discípulo?

¿Cuál es la diferencia entre un discípulo y un creyente?

¿Cuál es el proceso de discipulado en nuestro ministerio?

¿Cuál es el propósito de cursar y terminar los estudios de Academia?

¿Por qué es importante ser un discípulo?

¿Cuál es el ministerio en el que desearía servir a Dios una vez termine la Academia?