Fundamentos de la Visión

Fundamentos de la Visión

La Gran Omisión

A “La Gran Comisión” debiéramos llamarle “La Gran Omisión”, pues muy pocos cristianos verdaderamente cumplen con el mandato que el Señor nos dejó de ir y hacer discípulos. Para transformar la “Omisión” en “Comisión”, debemos agregarle la “C” de compromiso.

OBJETIVO

Que no sea un miembro del ministerio que vive en lo Omisión, sino en la Comisión. Que mida su éxito no por el puesto que llegue a ocupar, sino por el número de hijos espirituales que llegue a tener.

“Pequeños errores que matan”

Se cuenta la historia de una persona que pasó 20 años en una prisión cuando fue sentenciado sólo a dos. Todo se debió a un pequeño error que cometió la persona que escribió la sentencia, un 0 al lado del 2 y le regaló 1 8 miserables años a este pobre hombre.
Lo mismo sucede cuando cometemos un pequeño error ortográfico y el sentido de una palabra cambia completamente. A la misión de hacer nuevos discípulos que Jesús dejó a la iglesia cristiana en general se le conoce como “La Gran Comisión”. Sin embargo, en nuestros días muchos cristianos han quitado la primera letra de la palabra “comisión” y lo que nos queda es “La Gran Omisión”.

¿Por qué la Gran Omisión? Porque la mayoría de cristianos ni siquiera conocen cuál es la Gran Comisión y de los que la conocen muy pocos realmente han aceptado el reto de cumplirla. Nuestro llamado como hijos de Dios y discípulos de Jesús, es a incorporar de nuevo la letra”C” a “La Gran Omisión” para que se convierta en “La Gran Comisión”. Esa letra “C” representa la palabra compromiso. Un compromiso con el mandato de ir y hacer discípulos. Las últimas palabras antes que una persona muera y parta a la presencia de Dios, son las más importantes.

Las últimas palabras que Jesús dio a sus discípulos y por lo tanto, las más importantes las encontramos en la Gran Comisión. No sólo en la comisión entregada a sus discípulos sino en el último momento en que fueron dadas yace la importancia de La Gran Comisión.

1. La Gran Comisión Mateo 28:18-20

Una comisión significa: Orden y capacidad da por escrito para que se ejecute algun encargo o participe de alguna actividad. La orden de Jesús fue la siguiente

a. Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra v. 18

Una comision solo puede ser dada por alguien que tiene autoridad sobre nosotros. Jesus deja por sentado que Dios le ha dado autoridad en el cielo y en la tierra por lo que la comision que les dara a continuacion no es una eleccion sino un mandato.

b. Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas los naciones v.19
El “por tanto”, deja ver que como Hijo de Dios a quien le ha sido dado toda autoridad dará una orden, ésta debe ser obedecida. Lo orden de Jesús es la de ir y hacer discipulos a todas las naciónes.
Algunos aspectos importantes sobre el hacer discípulos son:
1 La conversión es instantánea, el hacer discípulos es un proceso.
1 El discipulado involucra el dar mi vida por los demás (pasión por las almas).
1 El discipulado es criar un hijo espiritual hasta que es lo suficientemente maduro como para criar sus propios hijos espirituales.

c. Bautizándoles en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo v. 19
El bautismo en agua es una señal pública de nuestra identificación con la muerte de Jesús en la cruz (en la que morimos a nuestros pecados al sumergirnos en el agua) y con su resurrección (en la que nacemos a una nueva vida al salir del agua). Es además la aceptación del nuevo convertido a la comunidad de creyentes. Todo nuevo convertido debe bautizarse en agua luego de haber recibido las enseñanzas básicas y de haber comprendido su significado.

d. Enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes v. 20
Mi llamado es ser un discípulo de Jesús y multiplicar mi discipulado en otras personas. La conversión es instantánea pero el discipulado es un proceso. La esencia del proceso del discipulado es la enseñanza. No una enseñanza que informe sino que transforme. Por eso, Jesús dice: “Enseñándoles a obedecer”. Es lo que Santiago 1:22 nos dice. No debemos contentarnos con que nuestro discípulo escuche la palabra, debemos inspirarlo a ponerla en práctica.

e. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo v. 20
Dijimos que una comisión significa: “Orden y capacidad que una persona da por escrito para que ejecute algún encargo o participe de alguna actividad”. Ya hemos visto la orden: “Ir y hacer discípulos, bautizándolos y enseñándoles”. Ahora Jesús nos dice que además de la orden nos dará también lo capacidad para llevarla a cabo. ¿En dónde encontramos esa capacidad? En el hecho que él promete estar con nosotros todos los días hasta el fin del mundo. Es como cuando un niño no quiere dormirse solo. Su papa le dice:: “No te preocupes hijo, me voy a quedar contigo hasta que te duermas, y si me necesitas sola llámame”. Ese hijo duerme en paz pues su padre está con él.

Jesús nos ha dado la orden y la capacidad para cumplir la Gran Comisión ahora depende de nosotros que queramos aceptarla. Nadie debe temer hacer discipulospues sólo cumplimos la orden y si obedecemos Jesús respaldara nuestro testimonto y nuestra predicación. Estará con nosotros hasta el fin del mundo

2. La “C” de Compromiso es la que necesitamos para cambiar la “Omisión en Comisión”

Una persona convertida sólo suma en el reino (es uno más). Una persona comprometida multiplica el reino (multiplica su discipulado en otros).
Un compromiso es una obligación contraída por medio de un acuerdo, promesa o contrato. Cuando usted recibió a Cristo Jesús como su Señor y Salvador personal se comprometió a vivir para él. Por eso, de ahora en adelante debe comprometerse a cumplir con el tercer ingrediente de la misión del cristiano: Cumplir la obra 1 comisionando a otros Mateo 28:18120 (ganar, consolidar, empoderar y enviar).

3. El proceso de discipulado

En el tema “La visión que sostiene”, dijimos que el tercer ingrediente de la misión del cristiano es cumplir la obra comisionando a otros. Dijimos también que este ingrediente lo dividíamos en 4 partes a las que llamamos ganar, consolidar, empoderar y enviar. Estos cuatro elementos resumen claramente los cuatro pasos que debemos cumplir para llevar a cabo la Gran Comisión como también nos permiten agrupar nuestras responsabilidades como cristianos maduros sobre las vidas de los nuevos convertidos que sean producto de nuestro evangelismo.

Cuando alguien se arrepiente de sus pecados y pone su fe en Jesús, es un bebé espiritual y debemos llevarlo por un proceso de cuidado y enseñanza para que no se pierda y vuelva a su antigua vida de pecado. A este proceso de cuidado y enseñanza en la vida del nuevo creyente le llamamos el proceso de discipulado. Veamos en que consiste:

a. En convertir al predicar de Cristo (Mateo 4:19).
No podemos discipular a alguien que no se ha convertido. Por lo tanto lo primero que debemos hace es predicar el mensaje de salvación para ganar almas para Cristo. Convertir es hacer que una persona llegue a ser algo distinto de lo que era. Esto lo logramos al presentar el mensaje de salvación a nuestros familiares y amigos no cristianos.

¿Cómo logramos esto?
En la casa de paz, con nuestras reuniones congregacionales y actividades evangelísticas. Llevamos a nuestros amigos para que se conviertan a Cristo. Literalmente les llevamos. No les invitamos a que lleguen sino que quedamos con ellos a qué hora pasamos a su casa u oficina y los llevamos a la casa de paz, iglesia o actividad evangelística programada.
Tome nota que todo nuevo convertido es responsabilidad del que le invitó. Si usted invita a alguien o le predica de Cristo y esa persona se convierte, inmediatamente usted ha dado a luz a un hijo espiritual y de ahora en adelante será el responsable de cuidarle para que no se muera (espiritualmente hablando).

b. En conservar cuidando el fruto (Juan 15:16) ,

Muchos pueden convertirse pero también pueden abandonar su confesión de fe. cuando alguien se convierte corre el riesgo de tirar la toalla si su padre espiritual no está al tanto de él. Debe esforzarse entonces para que la semilla que fue sembrada de fruto y no se muera. Conservar es mantener una cosa igual a lo largo del tiempo. En nuestro caso, mantener el cambio espiritual en nuestro hijo espiritual

¿Cómo logramos esto?

1 Nos convertimos en su papá o mamá espiritual
Todas las semanas lo llevamos a la casa de paz, lo traemos a la iglesia, lo invitamos a nuestra casa a tomar un café, le resolvemos sus dudas, le comramos una biblia, lo prsentamos con otros amigos cristianos y estamos pendientes de su vida espiritual como un padre o madre lo esta con las necesidades de su bebe. La semilla ya se sembró, ahora se ve el fruto a la distancia, es su tarea cuidar y abonar a su hijo espiritual para que no se pierda sino que de mucho fruto. Invierta en su hijo espiritual tiempo y recursos económicos tal como lo haria con su propio bebe.

Con el discipulado básico
Todo padre espiritual basándose en un libro con doctrinas básicos debe reunirse una vez por semana para enseñarle a su discípulo sobre su nueva vida en Cristo (lo puede obtener en el Centro de Información); Este discipulado básico culmina con el bautismo en agua. Al bautismo en agua de su hijo espiritual, es conveniente que no sólo asista usted como su padre o madre espiritual, sino toda la casa de paz pues esto es motivo de celebración. Tambien es importante invitar a familiares y amigos al bautismo de su hijo espiritual.

1 Con el encuentro Todo nuevo convertido debe asistir a un encuentro porque ahí va a sanar su relación con Dios, consigo mismo y con los demás. Ideal es que todo padre espiritual le pague el encuentro a su hijo espiritual, esto hará que no tenga excusa para no asistir y no perdamos el fruto.

c. En capacitar al enseñar lo que Jesús enseñó (Mateo 28:19120).
Capacitar es hacer apto o habilitar. Por medio de la enseñanza de la Palabra de Dios, debe hacer apto a su hijo espiritual para que sea un verdadero discípulo de Jesús.

¿Cómo logramos esto?
Inscribimos a todos nuestros hijos espirituales en Academia. Esto le permitirá recibir en 8 meses, la preparación necesaria para dar mucho fruto y prepararse para servir en la congregación. Recuerde que todo nuevo convertido puede empezar a servir una vez ha concluido la Academia.

d. En comisionarles al liderazgo (Mateo 10:1-5).

Así como los hijos crecen y dejan el nido, su hijo espiritual debe crecer para formar su propio nida y dar a luz sus propios hijos espirituales. Esta ocurre cuando usted lo comisiona al liderazgo. Comisionar es dar una comisión a una persona par llevara cabo un encargo. Después que hemos convertido (ganado), conservado (consolidado) y capacitado (empoderado) a nuestros hijos espirituales, nuestra mision es comisionarlos (enviarlos) al liderazgo para que ellos tambien ganen, consoliden, empoderen y envien

¿Cómo logramos esto?
Una vez se han graduado nuestros hijos espirituales no los dejamos a la deriva Ahora los involucramos en el servicio en un ministerio y les empezamos a delegar responsabilidades dentro de la casa de paz.
El desafio más grande y la satisfacción más grande es ver a un hijo espiritual como el líder de su propia casa de paz. Anímelo y ayúdelo a abrir su propia casa de paz lo más pronto posible.

El Proceso de discipulado

Ganar

Enviar

Consolidar

Empoderar

CONCLUSION

• Que la “Gran Omisión” nunca exista en su corazón. Recuerde que la “C” de Compromiso es lo que necesitamos para cambiar la “Omisión en Comisión”. Comprométase a Converqr, Conservar, Capacitar y Comisionar. Si todos cumplimos la Gran Comisión, pronto nuestra ciudad será para Cristo.

RETO A LA ACCIÓN

• Predique a sus amigos y familiares no crisqanos y gánelos para Crísto. Luego comprométase a discipularlos, a llevarlos y traerlos a toda acqvidad del ministerio, a darles las enseñanzas del manual de discipulado, a enviarlos a su encuentro, a inscribirlos en la Academia y a moqvarlos a que sirvan y obran su propia casa de paz.

Responda las siguientes preguntas al correo que el instructor le indique:

¿Qué es una comisión?

¿por qué decimos que la gran comision es la gran omision?

¿Qué letra se necesita para convertir la omisión en comisión y que palabra representa?

Escriba la cita biblica donde encontramos la gran comisión

¿En que consiste el proceso de discipulado en el Ministerio Internacional Rey de Reyes?