Fundamentos de la Visión

Fundamentos de la Visión

Pasión por las almas

Tenemos la tendencia a hacer grandes promesas a Dios como “si fuera necesario daría mi vida por ti”. Estamos dispuestos a morir por Dios, pero estamos dispuestos a sacrificar nuestro tiempo y nuestros recursos económicos por las almas. Quien tiene pasión por las almas está dispuesto a dar su vida por Dios pero también por los demás.

OBJETIVO

  • Vivir la pasión por las almas al gastar de su qempo y dinero en ganar y cuidar almas, que esta frase “pasión por las almas” se convierta en su inspiración cuando se sienta tentado o no sacrificar algo por los demás.

“La pasión de Dios por las almas”

Jesús tiene pasión por las almas y nosotros como hijos de Dios también debemos tener pasión por las almas. Esta pasión se manifiesta cuando estamos dispuestos al igual que Jesús, a dar nuestra vida por los demás. Pasión es la inclinación o deseo muy fuerte por algo.

1. Dios tiene pasión por las almas Juan 3:16, 1 Juan 4:7-10
El amor de Dios por el hombre es innegable. Tanto amó Dios al mundo que envió a su único hijo a morir por nuestros pecados. El justo por los injustos. Se cuenta la historia de un hombre que su trabajo era bajar un puente para que un tren pasara al otro lado y no cayera al precipicio. Una vez el tren pasaba, levantaba el puente y repetía esta actividad cada vez que de acuerdo a su horario pasaría otro tren. Cierto día, al mismo tiempo que se acercaba un tren, su único hijo se encontraba nadando en el río. De pronto el niño comenzó a ahogarse y a pedir auxilio, si decidía prestar ayuda a su hijo y no bajaba el puente, la vida de su hijo se salvaría, pero cientos de personas morirían cuando el tren cayera al precipicio. Por el contrario, si bajaba el puente su único hijo moriría ahogado, pero cientos de vidas serían salvadas. Con el dolor de su corazón, este padre puso su mano en la palanca y bajó el puente. Ese día, salvó la vida de cientos de personas que iban en el tren. El precio por salvarlos fue la vida de su único hijo.

Esto es exactamente lo que Dios hizo por nosotros. Envió a su hijo a morir por nuestros pecados y el sacrificio de Jesús en la cruz nos dio vida eterna a todos los que creemos en él. Muchos siguen cayendo en el precipicio del pecado y de la muerte eterna porque no ponen su fe en Jesús. La salvación está a la mano de todo aquel que se arrepiente de sus pecados y honra la pasión de Dios por las almas, el haber enviado a Jesús a morir en la cruz en nuestro lugar.

2. Jesús tiene pasión por las almas Filipenses 2:5-11
En los cuatro evangelios (Mateo, Marcos, Lucas y Juan) encontramos la vida y ministerio de Jesús. En ellos podemos ver la pasión de Jesús por las almas. En repetidas ocasiones sanó cojos, ciegos, paralíticos y aún resucitó muertos. Su amor, su entrega al servicio a Dios, su pasión por las almas fue evidente a lo largo de su vida en la tierra.
La máxima manifestación de la pasión de Jesús por las almas, la encontramos en el sacrificio que hizo al morir en la cruz. Pudiendo haber pedido una legión de ángeles para que le salvara, pudiendo haber rehusado a morir en la cruz, pudiendo haber escapado de Jerusalén, Jesús fue obediente a su padre celestial hasta la muerte.

Vea la pasión de Jesús:

  1. A pesar de haber dicho antes de su arresto “Es tal la angustia que me invade que me siento morir” su pasión por las almas le sostuvo. Mateo 26:36-46
  2. A pesar de que podía pedir una legión de ángeles para que le defendieran. Su pasión por las almas le sostuvo. Mateo 26:51 -54
  3. A pesar de haber sido acusado injustamente de blasfemia, Jesús callo. Su pasión por las almas le sostuvo. Mateo 26:57-67
  4. A pesar de que le escupieron en el rostro y le dieron puñetazos, su pasión por las almas le sostuvo Mateo 26:65-67
  5. A pesar que todos sus discípulos le abandonaron y huyeron. Su pasión por las almas le sostuvo
  6. A pesar de haber sido crucificado injustamente, en la cruz dijo: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”. Su pasión por las almas le sostuvo. Lucas 23:34
  7. Jesús tuvo pasión por las almas, y ahora que se encuentra sentado al lado derecho del Padre, sigue teniendo pasión por las almas.

3. Sus hijos debemos tener pasión por las almas 1 Juan 3:16-18
Un hijo recibe la identidad de su padre. Nosotros como hijos de Dios, debemos recibir la identidad de nuestro Padre. Si Dios y su hijo Jesús tienen pasión por las almas, esa misma pasión debe existir en nosotros pues somos sus hijos.

a. ¿Cómo sabemos si tenemos pasión por las almas? 1 Juan 3:16 2 Corintios 12:14-15 Si entregamos nuestra vida por los hermanos como Jesús entregó su vida por nosotros
¿Quién va a morir por los demás? Muy difícilmente le tocará literalmente un día dar su vida por otro. El llamado de Dios para nuestras vidas es a entregar nuestra vida por los demás en las cosas más sencillas. Somos llamados a dar nuestra vida por los demás en el diario vivir:

1 Cuando tenga que discipular a alguien. Dé su vida por los demás. Si esto representa atravesarse la ciudad por hacerlo, dé su vida por los demás.

1 Cuando termine la reunión de la Academia y alguien no tenga como irse. Dé su vida por los demás. Si esto representa desviarse de su camino, dé su vida por los demás.

1 Cuando alguno de sus discípulos o amigos no cristianos necesite oración y consejería.

Dé su vida por los demás. Si esto representa desvelos, el dejar de ver la película que deseaba ver, no ir al gimnasio o lo que sea. Dé su vida por los demás.

1 Cuando muera uno de sus discípulos o uno de sus familiares.
Dé su vida por los demás. Si esto representa turnarse con los miembros de su grupo para acompañarlo toda la noche, cancelar algunas citas, vencer el temor de predicar en el funeral o visitarlo posteriormente. Dé su vida por los demás.

1 Cuando tenga que predicar de Dios a sus amigos. Dé su vida por los demás. No importa si se burlan, no importa si no lo escuchan. Dé su vida por los demás y muchos serán salvos en el nombre do Jesús.

b. El dar nuestra vida por los demás requiere sacrificio económico 1 Juan 3:17 1 Timoteo 6: 17-19

Cuando alguien está en necesidad, el que posee bienes materiales dice la Escritura, debe tener compasión por él y ayudarlo. No se puede servir a Dios si además de nuestros diezmos, ofrendas y promesas de fe, no invertimos en nuestros discípulos y en nuestros amigos que estamos evangelizando.

1 Cuando sepa que alguien tiene problemas económicos. Dé su vida por los demás. Si esto representa comprarle víveres en el supermercado, dé su vida por los demás.

1 Cuando invite a alguien a la congregación o a su casa de paz. Dé su vida por los demás. Si esto representa ir a traerlo a su casa aunque le quede muy lejos, dé su vida por los demás.

1 Cuando uno de sus hijos espirituales tenga que ir a su encuentro o entrar a la Academia y no tenga con qué pagar. Dé su vida por los demás.

Si esto representa que dará lo que había ahorrado para comprarse la ropa nueva que deseaba o un regalo especial, dé su vida por los demás.

c. No basta decir que daremos nuestra vida por los demás, son los hechos los que hablan. 1 Juan 3:1 7

Dios anhela que aprendamos a dar nuestra vida por los demás. No debemos amar de labios para afuera, sino con hechos y de verdad.

4. La pasión por las almas se fundamenta en el amor 1 Juan 4:7-21

Sólo el amor de Dios que se ha manifestado en nuestras vidas puede llevarnos a tener pasión por las almas y a dar nuestra vida por los demás. Somos una iglesia cristiana para la familia que proclama ni amor de Dios… Haga suya esta definición del amor de Dios: “Amor es la identificación de nuestra persona, con los intereses de Dios en otras personas”.

CONCLUSION

Nuestro Padre Celestial y su Hijo tienen pasión por las almas. Somos llamados a tener esa misma pasión por las almas. Esta pasión existe en nosotros cuando damos nuestra vida por los demás. La próxima vez que se le presente la oportunidad, dé su vida por los demás. Si hasta ahora no ha senqdo sacrificio alguno en su servicio a Dios, lo más probable es que le falta pasión. Pídale a Dios la fuerza para dar su vida por los demás, esto incluye dar de su tempo y de sus recursos económicos.

RETO A LA ACCIÓN

No haga de su billetera su dios, comprométase este mes a inverqr en un miembro del ministerio, Invierta su qempo en alguien para darle una palabra, un visita, llevarlo a la casa de paz, o a la iglesia.

Responda las siguientes preguntas al correo que el instructor le indique:

¿En que cita biblica encontramos la pasion de Dios y de Jesús por las almas?

¿En que cita bíblica encontramos la pasión que debemos tener por las almas?

¿En qué consiste el tener pasion por las almas?

¿El dar la vida por los demás (morir) es el limite o el principio de la pasión por las almas?

¿Puede existir pasión por las almas si no estamos dispuestos a compartir económicamente de lo que Dios nos ha dado con nuestros líderes y amigos?