Fundamentos del Liderazgo

Fundamentos del Liderazgo

El liderazgo que busca Dios

Un líder hace que las cosas pasen. Pero no sólo esto, su potencial se multiplica cuando hace que las cosas pasen por medio de los demás.

OBJETIVO

• Definir lo que es el liderazgo, qué lo caracteriza y qué diferencia a cualquier líder del líder crisiano

“Los líderes hacen que las cosas pasen”

Piense por un instante:

  1. Si no hubiera existido Abraham Lincoln — probablemente todavía hubiera esclavitud en Estados Unidos.
  2. Si no hubiera existido Carlos Marx – muchos países no hubieran caído en el Socialismo.
  3. Si no hubiera existido Manuel Elkin Patarroyo no se hubiera descubierto la vacunacontra la malaria
  4. Si no hubiera existido Simon Bolivar posiblemente no se hubiera dado laindependencia de Colombia

John Maxwell dice “Todo en el mundo se levanta o se cae por el liderazgo”. Antes de definir el liderazgo que busca Dios, definamos lo que es el liderazgo a nivel general.

1. Definamos el liderazgo

a. El liderazgo es influencia

Si quitamos todos los asuntos morales y espirituales que están detrás del liderazgo, nos queda una sola definición: “El liderazgo es influencia, la capacidad de conseguir seguidores para hacer realidad una visión”.
Hitler fue un excelente líder (por supuesto que para el mal pero lo fue). Tuvo influencia y logró mover a una nación entera para lograr sus malvados planes.

b. El liderazgo no es una posición, es acción El liderazgo no es tener una posición, aunque la posición muchas veces es la puerta de entrada al liderazgo. El liderazgo es tener influencia en los demás para hacer realidad una visión. La falsa creencia que el liderazgo es tener una posición ha hecho que muchas organizaciones tengan personas en una posición pero con poca acción, con mucha planeación pero con una pobre ejecución.
El liderazgo es influencia es lograr que la gente haga algo por una visión.

2. El propósito del liderazgo

a. Hacer que las cosas pasen

Las cosas no pasan por sí solas. Las personas hacen que pasen. El líder es aquella persona que hace que las cosas pasen.

Cuando Jesús nos dice en Mateo 7:7-12 “pidan, busquen y llamen” nos está diciendo que somos responsables de iniciar el mover de Dios en la tierra. El quiere darnos, él quiere que encontremos, él quiere abrirnos la puerta pero somos nosotros los responsables de pedir, de buscar y de llamar Las cosas no pasan por sí solas, las personas hacen que las cosas pasen y Dios respalda la fe de sus hijos.

La mayoría de personas son como el termómetro, únicamente miden la temperatura del ambiente y ahí se quedan. En otras palabras, son buenos para criticar y señalar lo que está mal, pero no hacen nada para cambiarlo. El líder es más como un termostato, mide la temperatura del ambiente pero cuando ha llegado a cierto nivel hace algo por cambiar el ambiente actual.
En cualquier organización, todos ven la necesidad de liderazgo (son termómetros), pero pocos se convierten en líderes (termostatos). A mayor número de líderes mucho más fácil será hacer realidad la visión.
Cada vez que un miembro de cualquier organización se queja por la situación actual y no hace nada, se está quejando de su propia inhabilidad o falta de influencia. No es la organización la que debe cambiar sino la persona para que cambie la organización. Pues una organización no es sino la suma de todos sus miembros.

En la Casa de Paz que asiste, en el ministerio en el que empezará a servir usted debe hacer que las cosas pasen. Apoye a sus líderes, sea un motor que les ayuda a cumplir la visión por la que existen. Porque el líder hace que las cosas pasen, en otras palabras no es un espectador, es un jugador y de los clave.

b. Hacer que las cosas pasen por medio de los demás

El líder que sólo suma seguidores, crece pero el resultado es una organización sin liderazgo. El líder que forma nuevos líderes, multiplica su liderazgo en otros y fortalece su organización. Un buen líder hace que las cosas pasen, un excelente líder hace que las cosas pasen por medio de los demás.

Si lo vemos desde el punto de vista de CASA DE PAZ El líder de Casa de Paz hace que las cosas pasen. Gana, conserva y capacita a cada uno de sus miembros. Pero cuando comisiona a un grupo de miembros al liderazgo y estos abren otra Casa de Paz entonces empieza a hacer que las cosas pasen por medio de los demás.

El llamado de todo miembro del Ministerio Internacional Rey de Reyes, es convertirse en Líder de Casa de Paz aquel que hace que las cosas pasen. Luego su llamado debe ser convertirse en Líder de líderes y hacer que las cosas pasen por medio de los demás. No sólo necesitamos líderes de líderes, sino líderes, de líderes, de líderes, de líderes que a su vez formen más líderes. Esto si deseamos cumplir la Gran Comisión.

Jesús fue un líder que hizo que las cosas pasaran, pero luego hizo que las cosas pasarán por medio de los demás (sus discípulos). Al principio de su ministerio él fue el único que echaba fuera demonios, sanaba enfermos y predicaba que el reino de los cielos se acercaba. Sin embargo, un día se dio cuenta de su limitante, la mies era mucha y los obreros pocos. Entonces delegó autoridad y comisionó a sus líderes (discípulos) para que también echaran fuera demonios, sanaran enfermos y predicaran. Jesús, no fue sólo un líder que sumó seguidores, hizo de sus seguidores nuevos líderes. Fue un líder que se convirtió en líder de líderes.

3. El liderazgo que busca Dios

a. Es totalmente diferente al mundo secular no en cuanto a la función, sino en cuanto a la actitud.

La función de todo líder sin importar en donde ejerza su liderazgo es ser influencia.

Mateo 20:20928 Nos muestra la actitud que debe prevalecer en el líder:

“El que quiera hacerse grande entre ustedes – deberá ser su servidor”.

“La diferencia entre el liderazgo que busca Dios y el mundo es la actitud”.

“El que quiera ser el primero – deberá ser esclavo de los demás”.

b. Jesús es el ejemplo por excelencia.
En cuanto a la vida personal y espiritual, el líder que busca Dios debe cumplir con ciertos requisitos establecidos en 1 Timoteo 3:1-7. Sin santidad es imposible agradara Dios. Es precisamente la santidad la que nos separa del liderazgo secular.

c. Es aquel que no busca su propia agenda, sino cumplir con la agenda de Dios (la Gran Comisión).

El liderazgo que busca Dios, es aquel que busca engrandecer su reino y no engrandecerse a sí mismo. Es aquel que busca dar gloria a Dios y no recibir gloria del hombre.

CONCLUSIÓN

• Seamos líderes que hacen que las cosas pasen. Pero anhelemos desarrollar a nuestros miembros de Casa de Paz en líderes y converimos en líderes que hacen que las cosas pasen por medio de los demás. Que cuando el Señor nos llame a su presencia seamos de líderes, de líderes, de líderes que fuimos úiles en las manos de él.

RETO A LA ACCIÓN

• 1 . Sirva en su Casa de Paz
• No sea de aquellos que llegan semana a semana a sentarse a la Casa de Paz esperando recibir y que los demás hagan todo. Póngase a las órdenes de sus líderes y únase a la visión de nuestro Pastor.

• 2. No se preocupe, ocúpese

• No se dé a la críica o a la murmuración por debilidades que ve en nuestra congregación o en su Casa de Paz . En lugar de preocuparse (criticar, murmurar y ser un espectador), ocúpese (vea de qué manera ayudará a fortalecer la debilidad).

  • •  3. Haga que las cosas pasen
  • •  Si en su Casa de Paz ve que su liderazgo no ha puesto en prácica todo lo que ha estudiado en la Academia, mopvelos a que hagan acividades evangelísicas para el día del niño, de la madre, del padre, del niño, para Navidad o que organicen un acividades al aire libre.

Responda las siguientes preguntas al correo que el instructor le indique:

  1. ¿Qué es Liderazgo?
  2. ¿Cuál es la principal función de un líder?
  3. ¿Cuál es la función de un líder de líderes?
  4. ¿Cuál es el liderazgo que busca Dios?
  5. Explique la diferencia entre un líder termómetro y un líder termostato: