Fundamentos del Liderazgo

Fundamentos del Liderazgo

Los temores del líder

La mayoría de personajes bíblicos que fueron comisionados para hacer algo grande tuvieron temor. Pero en todos los casos. Dios les aseguró que estaría con ellos y por eso hicieron cosas grandes en su nombre.

OBJETIVO

  • Que usted venza el temor de converirse en líder pues Dios ha promeido estar con usted y ayudarle a cumplir la Gran Comisión. En sus manos hará cosas grandes

“El problema no es el jardinero, es el machete”
Cada uno de nosotros es un instrumento en las manos de Dios y el Señor hace cosas con nuestras vidas dependiendo de la calidad del instrumento. Es como el jardinero que tiene un machete sin filo, aunque tenga el brazo más fuerte de toda la tierra, no podrá hacer mucho pues su machete no tiene filo. Pero si cambia el machete por otro que sí tiene filo entonces el jardinero será más productivo. El problema no era el jardinero, el jardinero siempre fue el mismo, el problema era un machete sin filo.
Lo mismo ocurre en el ámbito espiritual. Nosotros somos instrumentos en las manos de Dios, pero la pregunta que debemos hacernos es ¿Qué clase de instrumento estoy siendo en las manos de Dios? Si usted es un líder acomplejado, es un líder acomplejado en las manos de Dios. Si usted es un líder con temores, es un líder con temores en las manos de Dios. Por eso, es importante que nosotros como instrumento útil para Dios estemos en óptimas condiciones para que pueda usarnos para su reino.

Algo que nos impide ser un machete afilado en las manos de Dios es el temor. El temor nos roba todo el potencial que podamos tener, pues ya estamos derrotados sin siquiera haber probado. Entonces el líder que tiene temor vive huyendo a las responsabilidades que le puedan ser delegadas por temor a cómo le irá.

Lo invitan a dar su testimonio y se excusa con que está ocupado pero realmente está libre pero tiene miedo. Le piden que dirija la alabanza y adoración y dice que no puede pues le duele la garganta y no es cierto, lo que tiene es miedo. Pero usted no debe ser cobarde sino fortalecerse en el Señor y a pesar del temor comprometerse a hacer cosas grandes en Dios.

1. El temor lo hace cobarde y la cobardía lo hace huir

El diccionario define el temor como: “Sentimiento de inquietud y miedo que provoca la necesidad de huir ante alguna persona o cosa, evitarla o rechazarla por considerarla peligrosa o perjudicial”.

Cuando alguien tiene temor en cuanto a su liderazgo huye. No huye abiertamente sino con sutilezas o excusas. Es un líder pero con temores y cuando le delegan responsabilidades como dar el tema o predicar, dice que lo haría con gusto pero que no puede por algún motivo y el motivo real es el temor.

Todo líder debe vencer sus temores para ser un líder útil en las manos de Dios. Veamos la vida de 3 personajes bíblicos, las comisiones que recibieron de Dios, las excusas que presentaron y la respuesta de Dios a sus temores. Y por último la vida de un líder que no temió y fue útil en las manos de Dios.

1. Los temores de Moisés 9 Exodo 3 y 4 Moisés fue enviado en una cesta por su madre en el río Nilo pues estaban matando a todos los niños nacían para que el pueblo de Israel no se hiciera fuerte. La hija de Faraón lo ve y lo rescata y lo cría como un egipcio. Sin embargo, siempre supo que era judío y un día mató a un egipcio que estaba golpeando a un judío. Cuando se supo del asesinato huyó a Madián en donde se casó con Sófora hija de Jetro su suegro.

Un día cuando estaba en el monte Horeb vio que una zarza estaba en llamas y no se consumía entonces Dios le habló y le dio la comisión de liberar a Israel de Egipto (Exodo 3:9-11).

El pueblo de Israel había estado cautivo por más de 400 años en Egipto (Hechos 7:6) y eran alrededo 600,000 hombres sin contar a las mujeres y a los niños (Exodo 12:37). Las excusas que presentó Moisés fueron las siguientes:

  1. ¿Y quién soy yo para presentarme ante el Faraón y sacar de Egipto a los Israelitas? Exodo 3 Moisés se veía de menos. Se menospreciaba a sí mismo, no se creía capaz de hacer lo que Dios le estaba pidiendo. La respuesta de Dios fue la siguiente: “Yo estaré contigo” v. 12.
  2. ¿Y qué hago si no me creen ni me hacen caso? Exodo 4:1 El Señor le responde laprimera vez y él presenta otra excusa. ¿Y qué hago si no me creen y no me hacen caso?. Su temor era la vergüenza y el no tener la influencia para guiar a Israel. La respuesta de Dios la siguiente: “¿Qué tienes en la mano?” v. 2-9
c. Yo nunca me he distinguido por mi facilidad de palabra. Exodo 4:10 Moisés nuevamente, a pesar de las respuestas que le había dado Dios a sus anteriores excusas presenta, más. No me distingo por mi facilidad de palabra. La respuesta de Dios fue la siguiente: “¿Y quién puso boca al hombre? Yo te ayudaré a hablar y te diré lo que debas decir” v. 11-12

Y sabe, Moisés se convirtió en el libertador de los israelitas a pesar de sus temores, porque Dios estaba con él.

2. Los temores de Gedeón 9 Jueces 6 y 7

Los israelitas habían pecado y Dios los entregó en manos de los madianitas durante 7 años. Estos madianitas llegaban y destruían las cosechas de los israelitas y mataban su ganado. Por el temor a los madianitas vivian en las cuevas y en las montañas. Era tal la miseria que clamaron a Dios y él se le apareció a un joven llamado Gedeón a quien le dio la comisión de salvar a Israel de las manos de Madián.

Las excusas que presentó Gedeón fueron las siguientes:

a. Mi clan es el más débil de la tribu de Manasés v. 15. El pensaba que como su clan era el más débil no podría cumplir con la comisión que Dios le había dado

b. Yo soy el más insignificante de mi familia v. 15 Gedeón se sentía inferior a sus hermanos, a sus papas y a sus familiares. Tenía un complejo de inferioridad que le hacía tener miedo a la comisión.

La respuesta de Dios a Gedeón fue la siguiente: “Tú derrotarás a los madianitas como si fueran un solo hombre, porque yo estaré contigo”.
Y sabe, Gedeón se convirtió en el libertador de los israelitas a pesar de sus temores, porque Dios este con él.

3. Los temores de Pablo – Hechos 9:1 916 A pesar de haberse convertido en el líder y principal evangelista y fundador de iglesias para los gentiles (gentil, es todo aquel que no es judío) su pasado no era un grato recuerdo para él. Pablo perseguía a la iglesia y encarcelaba a todos los del Camino (como le llamaban a los primeros cristianos).
Creía que estaban equivocados hasta su conversión cuando Jesús mismo le aparece. Es más, la Biblia relata en Hechos 7:54-60 que Pablo (a quien en ese pasaje se le llama Saulo que es el equivalente en hebreo del griego Pablo) cómo sostuvo los mantos de quienes apedrearon a muerte a Esteban un hombre que tenía su fe en Jesús.

Su pasado pudo haber sido un temor para Pablo. A donde iba a predicar tenían miedo de recibirlo, pues antes mataba cristianos y ahora predicaba a Cristo. Cuando predicaba del amor

sin lugar a dudas recordaba como había colaborado en la muerte de Esteban y de muchos más. Pero al experimentar el perdón de Dios e inspirado por el Espíritu Santo escribió en 2 Corintios 5:17 “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es las cosas viejas pasaron he aquí todas son hechas nuevas”.

Y sabe, Pablo se convirtió en el líder principal de la iglesia primitiva de todos los gentiles. A pesar de su pasado pecaminoso y su temor que no le creyeran hizo para lo que Dios le comisionó.

4. Josué, un líder que no temió 9 Josué 1:1910
Josué quien fue el asistente de Moisés nunca temió pues Dios le prometió y le pidió lo siguiente:

  1. Sé fuerte y valiente Josué 1:6 Siempre tendremos la elección en cualquier situación el ser fuertes y valientes o el ser débiles y cobardes. Pero Dios nos dice sean fuertes y valientes.
  2. Ten valor y firmeza para obedecer la ley 1:7
    El guardar la Palabra de Dios requiere valor y firmeza en la vida de santidad que llevamos. Una persona en santidad tendrá menos temores con qué lidiar.
  3. Medita en ella de día y de noche 1:8
    El recitar la Palabra de Dios es importante. Ella nos da vida y el conocerla y el practicarla nos dará el éxito en todo lo que emprendamos.
  4. No tengas miedo ni te desanimes 1:9
    Dios mismo le dice, no tengas miedo ni te desanimes y todo se fundamenta en la segunda parte de este versículo.
  5. Porque YO te acompañaré donde quiera que vayas 1:9
    El Señor le promete estar no sólo en todo momento sino en cualquier lugar en donde se encuentre. Esto es la base de su confianza, que nunca será abandonado por Dios.
  6. Josué toma acción inmediata 1:10
    No presentó una sola excusa. Después de esos 9 versículos en los que Dios le habló estuvo convencido que podía hacer todo lo que Dios le pidiera pues siempre estaría con él.

¿Con cuál de los cuatro personajes bíblicos se identificó usted? A lo mejor tiene un poco de los primeros y tiene algunos temores que debe vencer. Sin embargo, tome nota que los cuatro personajes fueron hombres de éxito en el área espiritual y lograron cumplir con la comisión que Dios les dio. Sólo Moisés no cumplió todas sus metas pues por desobediente Dios no le permitió entrar a Canaán la tierra que le había prometido a Israel, pero libertó al pueblo de Egipto.

Ellos lograron cumplir con la comisión que les dio Dios por algo muy sencillo:

a. La promesa de Dios de que estaría con ellos Si se da cuenta todas las respuestas de Dios no fueron profundas ni llenas de convencimiento. Siempre dijo: “Yo estaré contigo”. Si el Señor está con nosotros eso basta.

b. La obediencia a la comisión que recibieron A pesar del temor que pudieran sentir todos creyeron la Palabra de Dios que estaría con ellos y actuaron

5. Crea lo siguiente:

  1. Dios le ha dado la Gran Comisión, ha sido comisionado.
    Su comisión es hacer discípulos de Jesús, convertirlos, conservarlos, capacitarlos y comisionarlos para ganar nuevos líderes y abrir asi nuevas Casas de paz, para que sigan formando discípulos de Jesus
  2. Usted puede hacer todo lo que Dios le pide porque él estará con usted. Al final de la Gran Comisión dice: “Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo” Mateo 28:20 1
  3. Dios está más interesado en la disponibilidad que en la habilidad.
  4. La única manera de vencer lo que tememos hacer, es haciendo lo que tememos hacer.

CONCLUSION

• Pablo le dijo a Timoteo: “Pues Dios no nos ha dado un espíritu de imidez (temor), sino de poder, de amor y de dominio propio” 2 Timoteo 1:7 Que Dios le permita ser un líder de poder que no hace caso a sus temores sino a la promesa que el Señor estaría con nosotre siempre.

RETO A LA ACCIÓN

• La próxima vez que le quieran delegar una responsabilidad en su casa de paz o en la congregación, acéptelo. Aunque al inicio no haga todo excelente, poco a poco irá aprendiendo a hacerlo mejor

¿Qué excusas presentan muchas personas para no convertirse en líderes?

Mencione tres personajes de la Biblia que tuvieron temor cuando fueron comisionados por Dios pero que creyeron que él había prometido estar con ellos y eso les dio la seguridad de que podían cumplir a cabalidad para lo que habían sido comisionados

¿Qué debemos creer para convertirnos en líderes?

Mencione el nombre de un líder que no temió al llamado de Dios: